Que nadie les arrebate sus sueños y su imaginación, sus anhelos y sus ilusiones…

SANTIAGO GALICIA ROJON SERRALLONGA

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Nunca permitan que les desbaraten sus sueños y sus ilusiones. Impidan que les roben sus locuras y sus anhelos. Cuiden su imaginación y su creatividad, sus motivos y sus fantasías. Y que nadie apague sus alegrías y sus sonrisas. Cada día, a pesar de que a veces haya momentos de tempestades, disfrútenlo plenamente, contentos, lejos de aquellos que, por vibrar a escalas tan bajas, provocan dolores, tristezas, males y naufragios. Eviten que arranquen la inocencia a los niños y las ilusiones a los adolescentes y a los jóvenes. La pretensión local y global es robarles sentimientos, ideales, fantasías, imaginación, sueños, ilusiones y anhelos con el propósito de vaciarlos y transformarlos en marionetas insensibles y ciegas, en títeres enajenados y autómatas, en muñecos procesados en serie. Sean creativos y originales. Vivan demasiado y sueñen mucho. Si alguna vez desarticulan a la humanidad y la convierten en maquinaria, ausente de sentimientos y de ideales, de pensamientos y de sueños, de anhelos y de ilusiones, de creatividad y de imaginación, los hombres y las mujeres se volverán seres programados para cumplir tareas, parecidos a los robots y con el patético semblante de quien solo es un organismo biológico con determinada vigencia. No permitan, por ningún motivo, que saqueen e incendien sus ilusiones, creatividad, sueños, fantasías, anhelos e imaginación.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Al medio mes

SANTIAGO GALICIA ROJON SERRALLONGA

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Apenas hace días preparabas la celebración de fin de año, entre burbujas de alegría, ilusión y fantasía, y hoy, al despertar, notaste que el calendario señala poco más de la mitad del mes de enero- interrumpió la vida y me preguntó-: ¿Qué hiciste en medio mes? ¿Transcurrieron los minutos, las horas, los días, con tu alegría y optimismo o, simplemente, con enojo y tristeza? ¿Renovaste tu vestidura interior, la ruta a tu ser, o te encuentras desgarrado? Piensa. Reflexiona en tus sentimientos, ideales, motivos, ilusiones, actos, palabras, sueños y pensamientos. ¿Fueron nobles en el lapso del primer medio mes del año? ¡Mídete! ¿Sentiste, pensaste, hablaste y actuaste bien, cultivaste pequeños detalles y te comportaste grandioso para ti y los demás? Si hicieras un balance del primer medio mes del año -oh, enero, enero que escapa tan rápido-, ¿definirías ese fragmento de tu vida como parte de un capítulo irrepetible, bello, inolvidable y maravilloso?

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Oh, se hizo de noche

SANTIAGO GALICIA ROJON SERRALLONGA

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Oh, se hizo de noche cuando pensaba que aún era la tarde. Las horas transcurrieron fugaces e inseparables, negadas al reposo, y, ahora, al año hay que restarle un día más; pero también a mi existencia, a mi vida que alguna vez creí duradera en el mundo. Oh, se hizo de noche y no podré concluir las tareas que en la mañana dejé pendientes por suponer que el tiempo, en el mundo, es perenne. No noté que todo, en la vida humana, tiene un final, una caducidad, una vigencia. Oh, se hizo de noche, mientras creía que vivía y olvidaba mis anhelos, ilusiones y sueños. Oh, se hizo de noche cuando me sentía tan joven. No calculé que la temporalidad de la jornada terrena, aplica a todos y que hay instantes para amar, hacer el bien, aprender, reír, realizar algo grandioso y evolucionar. Oh, se hizo de noche y aún traigo cargas y ligerezas que debo tirar o cultivar para bien mío y de los demás. Mis sentimientos, mis obras, mis pensamientos, mis acciones y mis palabras justifican o reprueban mi paso por el mundo y por la vida humana. Oh, se hizo de noche cuando la mañana alumbraba mis caminos y el mediodía parecía inagotable. Llegó la tarde, con sus detalles y sus razones, y pronto apareció la noche, una noche cargada de estrellas, una noche que invita al descanso y al sueño a quienes han cumplido o al desencanto a aquellos que olvidan su esencia, las rutas a la plenitud, el itinerario a la realización. Oh, se hizo de noche. Esperaré el amanecer, con emoción e ilusión, con la idea de reparar lo que descompuse, restaurar las ruinas que he dejado a mi paso, sonreír, sentir la vida en mí, disfrutar mi estado presente, abrazar a la gente que amo y expresarle mis sentimientos, enmendar mis errores, cultivar flores, arrancar espinas y dejar mis huellas en el camino. Oh, se hizo de noche.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Es tan breve

SANTIAGO GALICIA ROJON SERRALLONGA

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

La vida es tan breve, que escapa muy pronto, se diluye entre un suspiro y otro, antes del amanecer, en la tarde o al anochecer, y solo alcanza para dedicarla a labores grandiosas, a tareas nobles, o para desperdiciarla en asuntos que, al rato, ya no se recuerdan por ser tan baratos, denigrantes y superfluos. Si quieres trascender, es necesario que te despojes de antifaces y te alejes de la feria de distracciones que, en cada vuelta, ofrece un atractivo pasajero, algo que parece genial y moda de cada estación, y paraliza los proyectos, las ilusiones y los sueños; pero si solo te interesa que tus días y tus noches te acompañen sin esfuerzo de tu parte, al lado de los grandes rebaños que se conforman con pastar, no debes preocuparte porque indudablemente no pasará algo asombroso en tu existencia. Los artistas, los científicos, los intelectuales, no pierden los minutos ni las horas en tonterías porque están entregados en sus delirios, en sus pasiones, en sus sueños. Cualquier actividad humana, cuando alcanza la maestría, es porque se le dedicó una vida de trabajo. Es tan breve la vida, que apenas da tiempo para aceptar sus invitaciones a disfrutarla o desperdiciarla no se recuerda ni se sabe en qué. Se va rápido. Es tan breve.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

El talento de quien siente admiración, respeto y asombro ante la vida

SANTIAGO GALICIA ROJON SERRALLONGA

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Conozco una mujer que experimentó los horrores de la Segunda Guerra Mundial y que, no obstante, ama la vida y recorre sus caminos con alegría, rectitud y sabiduría. Ha viajado por el mundo. Lo conoce muy bien porque no se conforma con el paseo superficial que le ofrece cada lugar. Es una buscadora de historias, detalles, rostros, formas, costumbres, motivos y tradiciones. Siente deleite al conocer gente, al recorrer vestigios de otras horas y al descubrir estilos de vida que, generalmente, pasan desapercibidos por los turistas comunes. Entra a los mercados, a las ruinas, a los barrios, a los escondrijos del mundo. Toma fotografías con sensibilidad y talento, capta imágenes con la pasión de quien siente asombro, respeto y admiración ante los detalles y el milagro de la vida. Es una mujer inagotable que sabe que el tiempo y la vida son para experimentarlos plenamente, dejar huellas y trascender. Vive en Alemania, al lado de su familia, con el deleite de compartir sus letras y sus colores, sus palabras y sus fotos, con lo que ha encontrado al caminar por el mundo. Ella, Rosemarie Schade, es una dama, una de esas personas que, al conocerlas y tratarlas, no se olvidan por su amabilidad, su educación, sus valores y su experiencia. Hoy, simplemente, le dedico este espacio con el arte de mis letras.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Si pudiera

SANTIAGO GALICIA ROJON SERRALLONGA

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Si pudiera, esta tarde te daría un bote y un par de remos para que navegaras y sintieras, inesperadamente, las caricias del viento y las gotas de la lluvia, porque es necesario que te sepas vivo y que, con el crepúsculo postrero, no termina tu historia. O tal vez te obsequiaría un columpio con la finalidad de que te mecieras tras tus andanzas por el mundo. Si pudiera, esta noche te regalaría la luna, los cometas y las estrellas que alumbran y decoran la pinacoteca celeste, o te entregaría un paréntesis con la ilusión de que guardaras miedos, tristezas, desconsuelos, mortificaciones y enojos acechantes que solo lastiman e interrumpen los sueños y las ilusiones. Si pudiera, te pediría que te sumergieras en las profundidades de tu ser y del sueño. Si pudiera, al amanecer te despertaría y te recordaría que estás vivo, que sigues en el mundo y que tienes oportunidad de disfrutar sus encantos y experimentar lo bueno y lo malo que ofrece. Si pudiera, al mediodía te diría que estás en medio, entre la mañana y el atardecer que llegará puntual y se anticipará a la noche. Si pudiera, te hablaría y te enseñaría tanto. Juntos, recorreríamos innumerables rutas; pero entiendo que, por hoy, solo me es permitido invitarte a caminar y a despojarte del ropaje que te estorba, a conducirte con mayor sencillez y con menor superficialidad, a derramar sentimientos nobles, a sentirte feliz, a repartir pensamientos e ideales excelsos, a amar intensamente y a vivir en armonía, con equilibrio y plenamente. Si pudiera.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Y también los distraen

SANTIAGO GALICIA ROJON SERRALLONGA

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Y también los distraen con la fascinación digital, con cosas que parecen reales y no lo son, con ideas y con conductas estúpidas que los idiotizan, con la «normalización» del mal y lo grotesco, con relaciones sociales que solo se dan en las redes y no en los escenarios cotidianos; además, les enseñan a depredar a la naturaleza, el respeto, la familia, la educación y el lenguaje, sin que se percaten de que se destruyen a sí mismos, mientras les desarticulan la vida y les preparan trampas que alterarán su destino. Les hacen creer que, al acceder a equipos y sistemas de alta tecnología, son generaciones modernas; pero muchos son incapaces de reaccionar y actuar ante los desafíos y los problemas, e incluso al presentárseles retos sencillos. He visto gente que presume títulos académicos, vehículos de lujo, residencias y viajes por el mundo, que se tambalean ante circunstancias que manos humildes atienden y resuelven fácilmente. Hay gente que abre programas y aplicaciones con gran facilidad; sin embargo, desconoce cómo destapar la ficha de un refresco, cambiar un neumático o redactar una carta. Si a esas generaciones las trasladaran 30 o 40 años atrás, ¿qué harían? ¿Cuántos se atreverían a enfrentar las condiciones y a resolver complicaciones? No se distraigan las generaciones de la hora contemporánea porque la aparente libertad que hoy viven, con toda su decoración tecnológica y sus maquillajes superficiales, podrían convertirse en la hojarasca que prematuramente los envuelvan. Busquen la verdad, el bien, y desarrollen sus facultades, su capacidad de observar y reaccionar, su creatividad y su talento. Aprovechen la tecnología positivamente; no la conviertan en su sepulcro. Aprendan a vivir. Entiendan que la realidad virtual es una simple herramienta, no un estilo de vida. No se engañen. La vida se experimenta, se siente, se toca. Es real.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Las flores que cultivo

SANTIAGO GALICIA ROJON SERRALLONGA

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Cultivé flores en el jardín de la casa, en las macetas, en el bosque, y pronto descubrí que se multiplicaban, envueltas en el prodigio y en el encanto de la vida, igual que mis poemas y mis textos, inspirados en usted. Con cada palabra pronunciada dulcemente, abrieron una mañana y otra, cubiertas por el rocío, tan enamoradas como yo de usted. Al mirarla yo a usted, los colores de las flores -lilis, orquídeas, rosas, tulipanes- pintan nuestras miradas y les dan un sentido, una dirección, un motivo. La textura de los pétalos, la fragancia que desprenden, la elegancia de sus siluetas y la belleza de sus rostros, me recuerdan siempre el parecido con usted, con usted que es de arcilla y de esencia, con usted que es flor y tallo, con usted que cada mañana y en las noches, en las madrugadas y en las tardes, me abraza al entregarle los suspiros de las gardenias. Las flores que hoy le entrego, son criaturas minúsculas que, al acomodarlas en algún sitio especial, le recuerdan el amor que le tengo. Son trozos de mis poemas, de mis textos, de mi vida, que buscan un camino, una puerta a sus sentimientos, una respuesta al amor que le tengo.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Asomé al lago

SANTIAGO GALICIA ROJON SERRALLONGA

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Y un día, asomé al lago, donde contemplé mi rostro y descubrí que ya no era el niño que jugaba y reía con mis aventuras y mis sueños; otra mañana, volví a mirarme y detecté que la adolescencia se había transformado en juventud, hasta que, al transitar los años, observé que mi madurez borró los rasgos de la primavera, y así llegué a mi estado actual, previo al otoño y al invierno, con lo que soy, con lo que he cultivado y he cosechado durante mi caminata, con lo que he vivido. Soy consecuencia de mis motivos y de mis razones, de mis anhelos y de mis acciones, de mis sueños y de mis locuras, del destino y de mis decisiones. Aquí estoy, en medio del mundo, inventándome la existencia, entre el ayer, el hoy y el mañana, más interesado en actuar, en desenvolverme con lo que soy, que en asomar al espejo y entristecer por la fugacidad de los años y de la existencia, como tantos lo hacen al amanecer y al anochecer para contar sus canas y las grietas que gradualmente aparecen en su otrora piel lozana. Me encuentro en el verano de mi existencia, con calmas y con tempestades, con el timón en las manos, dispuesto a disfrutar el viaje, con sus escalas y sus destinos. Si alguien desea sumarse a esta travesía, lo invito a navegar por los mares de la existencia, sortear mañanas nebulosas y frías, mediodías soleados y noches impetuosas de tormentas, para, finalmente, descubrir un océano esplendoroso que nos hermane y regale el infinito.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Una página en blanco

SANTIAGO GALICIA ROJON SERRALLONGA

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Para un artista, una hoja en blanco es la piel que acaricia con su tinta, la bella y suave textura que besa con su inspiración, la novia enamorada que espera con ilusión el contacto con la tinta, las letras y las palabras de un romance o de una historia maravillosa. Para un artista, una página en blanco es la invitación a escribir un poema, un cuento, una novela, un texto pletórico de ideas y sentimientos. Para un artista, una hoja es un papel invaluable en el que le es posible dejar pedazos de sí, trozos de su alma y de su mente, textos que, sin duda, se transformarán en libros impresos o digitales, en obras con su nombre y su recuerdo. Para un artista, un fragmento de papel, cualquier hoja en blanco, tiene mucho significado, valor y afecto, acaso porque es el cutis que besa con la tinta de su bolígrafo, probablemente por ser la enamorada que acepta sus palabras escritas, quizá por la magia que despierta, tal vez por eso y más. Para un artista, una página en blanco, una hoja de papel, siempre será su fiel acompañante. Para un artista, una página en blanco, donde se encuentre, es algo que lo salva del naufragio y le da un sentido, una base, para que escriba. Para un artista, una hoja es, sin duda, un paisaje níveo donde deja huellas y signos de su paso. Un artista de las letras despierta en la noche, en la madrugada, a cualquier hora, con las ideas que se desbordan y que necesita anotar para que las ráfagas de la amnesia no las dispersen en rincones perdidos. Para un artista, escribir es su vida, su pasión, su encomienda, su motivo, su locura, su destino, y una página en blanco es la embarcación en la que coloca sus sentimientos e ideas que navegan, tras escribir, aquí y allá, en un rumbo y en otro, en las orillas temporales y en el horizonte infinito. Una página en blanco.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright