Los hombres del bastón

Con dedicatoria

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Los tullidos, enfermos, ancianos e invidentes utilizan bastones y hasta andaderas para sostenerse de pie y caminar lentamente, y se comprende porque de no hacerlo podrían resbalar y accidentarse con consecuencias fatales para sus vidas; sin embargo, aquellos políticos que usan muletas, en el sentido figurado, para descalificar y hacer a un lado a sus adversarios, ganar la simpatía y el respaldo de las mayorías y obtener, finalmente, el triunfo electoral, despiertan sospechas porque al parecer son incapaces de presentar propuestas inteligentes a la ciudadanía harta de abusos, corrupción, impunidad e injusticias, y muy proclives, en cambio, a los discursos incendiarios, a la demagogia.

Ahora que ya iniciaron campañas electorales en México y algunas entidades, como Michoacán, verbigracia, para gobernador, alcaldes y legisladores, no es raro que diversos sectores de la sociedad escuchen, al micrófono o en declaraciones mediáticas, a los principales candidatos atacándose, criticando lo que no hicieron sus adversarios políticos, recalcando las torpezas y errores de otras gestiones, cuando en todos los casos se han registrado actos de corrupción e ineptitud. Por algo México se encuentra en ruinas, en una situación alarmante que los hombres del poder intentan sofocar para confundir y engañar a la comunidad internacional.

Resulta lamentable que los espacios públicos y los medios de comunicación se intoxiquen tan rápido de palabras apasionadas por el arrebato, la crítica destructiva y el odio, cuando los mexicanos desean escuchar compromisos reales, propuestas razonables, promesas responsables. Lo demás -las fallas, la corrupción, el nepotismo, la impunidad, el cinismo, las injusticias, los rezagos, el engaño- ya lo conoce la sociedad mexicana, quien desea otra clase de gobernantes. Es estéril que los políticos resalten los errores y la corrupción de sus contrincantes, cuando es del conocimiento general la clase de gobernantes y funcionarios públicos que tiene el país en sus diferentes niveles.

Es oportuno recordarles a los candidatos políticos de los diferentes partidos que el pueblo mexicano ya está harto de tantas palabras y nulos resultados. El país necesita hombres y mujeres auténticos, comprometidos con sus funciones públicas, responsables en el cumplimiento de sus propuestas, interesados en los problemas nacionales y en su solución, gente que ofrezca verdaderas alternativas de desarrollo integral, más que arlequines que se monten en zancos o utilicen bastones para apoyarse y obtener el respaldo mayoritario en las urnas. Habrá que estar preparados para soportar la avalancha de ataques, críticas y descalificaciones por parte de los aspirantes políticos, claro, ausentes de propuestas y compromiso en muchos de los casos; pero por alguien habrá que votar para exigir resultados, y esa tarea es responsabilidad de todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s