¿Michoacán ya es otro?

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Realmente no hubo sorpresas. El informe de actividades que presentó el gobernador Salvador Jara Guerrero, no alentó a los michoacanos. Se desarrolló igual que su gestión, carente de expectativas y rumbo. El hombre es académico, no un consumado político; aunque tuvo oportunidad de formar un equipo más capaz, comprometido y responsable con los michoacanos.

Ante la ausencia de autoridades electas y líderes políticos, e incluso de aplausos, el mandatario estatal consideró que hoy, Michoacán ya es otro, declaración que se contrapone, sin duda, con la opinión que tienen la mayor parte de los habitantes de la entidad.

Nadie niega que cuando Salvador Jara Guerrero asumió la gubernatura de Michoacán, las condiciones del estado eran bastante complejas en materias financiera y de seguridad, con una acentuada descomposición social, entre otros temas que lamentablemente no se han atendido porque la presente administración estatal prefirió “nadar de a muertito”, como dicen muchos mexicanos, que enfrentar los problemas y asumir su responsabilidad histórica ante la población.

La Federación, con todos sus abusos, contribuyó a medio estabilizar las condiciones de los michoacanos; pero tampoco erradicó los problemas que con frecuencia parecían más solucionados mediáticamente con tantas giras de trabajo por parte de funcionarios y exceso de anuncios sobre apoyos extraordinarios que aún espera la población.

El hecho de que no haya sido electo en las urnas, sino propuesto y más tarde respaldado por el Congreso del Estado, no lo eximía de cumplir, junto con su equipo de colaboradores, la responsabilidad de todo gobernante.

Con finanzas públicas en total quebranto, versus la miseria de incontables familias, la política de austeridad por parte del Gobierno de Michoacán fue arrojada al cesto de la basura. Basta revisar en cada dependencia estatal el número de académicos nicolaitas que ingresaron durante la corta gestión de Jara Guerrero, y con sueldos exagerados, quienes lejos de ofrecer resultados, únicamente han representado una carga onerosa, para calcular el derroche de las finanzas públicas.

El desastre financiero, aunado a la falta de una verdadera política en materia económica e industrial, a la inseguridad, a la excesiva burocracia, a la incapacidad de atender y resolver las demandas y los problemas sociales, a la impunidad de quienes desde hace años han saqueado al estado y a la debilidad gubernamental, pesan más, en verdad, que las cifras asentadas en un informe como el que presentó el mandatario michoacano.

Lo peor del caso es que desde hace aproximadamente 13 años, Michoacán se encuentra sumido en problemas de gravedad, con gobernantes mediocres y funcionarios que no siempre han actuado honestamente. Prácticamente, quienes entonces eran niños, adolescentes y jóvenes se convirtieron en parte de una generación perdida porque les echaron a perder su presente y futuro. Autoridades y gobernantes ineptos, muchos proclives a actuar con opacidad, han contribuido a ennegrecer el progreso de la infancia y juventud de Michoacán.

Las expresiones de malestar social son evidentes, aunque las autoridades lo nieguen. Michoacán no soporta seguir como hasta ahora. Es perentorio que tanto autoridades como población pacten un acuerdo para enfrentar los problemas, superar las crisis y propiciar condiciones para el desarrollo gradual, sostenido e integral del estado. De lo contrario, continuaremos con lamentaciones, sentados, como hasta ahora, en las gradas de la pobreza y mediocridad, observando cómo transita el progreso hacia las entidades vecinas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s