Santiago Galicia Rojon Serrallonga

No es el color de tus ojos lo que importa y vale, sino lo que miran; tampoco es la forma o el tamaño de tus manos, es lo que dan, lo que hacen, lo que sujetan; ni siquiera es la sensualidad de tus labios, son las palabras que pronuncian.

Al caminar, no son tus pasos, es la ruta que sigues, el sendero que trazas; al reír, no es por estulticia ni mofa, es por la alegría de la vida.

Todo se encamina a un fin superior. Al sentir, es para amar y dar felicidad a otros, no para odiar; al pensar, es con la intención de construir, no de derrumbar ni hundir.

Al triunfar, es para crecer y dispersar el bien, el conocimiento, los frutos del éxito; al fracasar, es para aprender y reparar, no con el objetivo de doblegarse ni buscar venganza.

La vida renace cada instante. Al cavar, es para plantar árboles, establecer bases, dejar cimientos, crear canales, no para tu sepultura ni guardar tristes recuerdos.

Al comer, es para disfrutar y satisfacer necesidades, no para atragantarse ni despojar a los demás; al llorar, es para descansar, no con el propósito de derramar amargura ni causar lástima, y menos chantajear.

No hay que olvidar que al poseer, es para compartir, multiplicar la dicha del mundo, aliviar los dolores y necesidades; al jugar, es para disfrutar y reír, no para transformar a los demás en objetos.

Al estudiar, es para formarse, crecer y entenderse a sí mismo y a los demás; al trabajar, es para abrir brechas, prosperar y compartir, no para esclavizarse ni encadenar a otros.

Recuerda que al amar, es para entregarte con plenitud, con todo lo que eres, e irradiar un resplandor tal que dé felicidad a otros, no para convertirlos en juguetes de tus placeres.

Al nacer, es para que vivas, subas peldaños dentro de la escala evolutiva y seas muy dichoso; al morir, es para que reposes con la satisfacción de haber protagonizado una historia irrepetible, maravillosa, plena e inolvidable, y legado un sendero para que otros, los que te siguen, descubran la llama de la inmortalidad.

Un comentario en “

Responder a Pablo Martínez Nájera Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s