Y así inician las grandes historias…

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Y así inician las grandes historias, con un encuentro inesperado, una sonrisa y otra más, una caminata en la campiña, una tarde en un bote de remos, algunos minutos en un puente colgante, un abrazo y una carrera bajo la lluvia, una travesura ingenua, ciertas horas bebiendo café o admirando el último crepúsculo de un día veraniego y compartiendo la intensidad de los capítulos de la vida, con sus luces y sombras, hasta que uno, al mirarse a los ojos, finalmente se reconoce… Y así inician las grandes historias.

Un comentario en “Y así inician las grandes historias…

  1. Tienes razón puede comenzar con una coincidencia de la vida, con una mirada, una sonrisa e identificándose uno mismo en la mirada de la pareja, que puede convertirse en el amor esperado. En ese amor que se presiente y se conoce hasta que llega a uno mismo. SALUDOS.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s