La balanza

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Ahora sé que si alguien desea que el amor se convierta en la más sublime de las expresiones -en cielo-, es fundamental que ambas partes experimenten tal sentimiento con similar intensidad, de manera que no sea uno el que todos los días toque a la puerta con un ramo de flores y otro el que espere con desdén el saludo o el detalle. El amor va más allá de apariencias, costumbres, convencionalismos, dogmas, papeles y razas; es, ante todo, el sentimiento más bello que brota de un manantial inagotable para derramar bendiciones, encanto y felicidad. Es una balanza que en ambos extremos debe pesar igual para que así sea equilibrado y justo. Al amar con igual intensidad un hombre y una mujer, los abismos, las fronteras y los obstáculos se desvanecen y ceden sus espacios a cumbres y horizontes plenos e insospechados. Sólo quienes caminan tomados de la mano, uno al lado del otro, funden sus almas para transitar a planos superiores. Quienes llegan a la balanza del amor en igualdad de sentimientos, obtendrán el regalo más bello porque ni uno ni otro rogarán ni resultarán lastimados. Ahora entiendo que para que el amor sea esplendoroso, los dos involucrados, un hombre y una mujer, deben situarse en el mismo nivel de enamoramiento y entrega.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s