Antes de partir

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Antes de partir, tocaré a tu puerta por vez postrera, acaso para que confundido en mi despedida angustiante, me lleve la tristeza de tu ausencia en una carretilla o quizá con la intención de dejarte la imagen de mi rostro y que nunca olvides que un día coincidiste con alguien que estuvo dispuesto a darte el amor más hermoso y puro del mundo.

Quiero decirte, antes de irme, que en mí hubieras tenido el amor más subyugante de tu vida y que tal vez, al caminar, encontrarás a alguien, no sé a quién, pero siempre sabrás que no me superará porque mis sentimientos, ya probados por ti en los días felices y en tus horas amargas, provienen de una de las fuentes de agua diáfana que existen en el cielo y que Dios llena todas las mañanas.

Agradezco, antes de marcharme, el rostro amable y los capítulos bellos e irrepetibles que me ofreciste un día, otro y muchos más, tal vez sin pensar que las señales que me enviabas sólo eran de admiración y agradecimiento y no de amor.

Iré a tu lado, antes de retirarme, para entregarte el cuaderno de apuntes en el que te inventé y compuse nuestra historia, las hojas de la libreta en las que te dibujé, porque deseo que guardes en algún sitio muy especial la constancia del amor tan sublime que me inspiraste cada día.

Admito, antes de dar la vuelta y continuar en el sendero que me corresponde -oh, tengo que inventar mi vida con la ausencia de tu corazón-, que me resultó imposible borrar los trazos y las palabras que plasmé en las hojas de papel. Utilicé, al escribir y dibujarte, tinta indeleble, quizá por creer que un amor como el nuestro nunca muere.

Deseo platicarte, antes de cerrar la puerta, que alguien dijo, cierta vez, que cuando se ama en verdad a otra persona, uno enfrenta todas las adversidades, incluso desafía a la muerte, prueba que tal vez no superamos porque fuimos incapaces de arriesgar para obtener la felicidad que da la unión de dos corazones.

Me iré de tu lado, es verdad, pero antes tocaré a tu puerta para agradecer los momentos dichosos de nuestra historia y abrazarte muy fuerte, sentir los latidos de tu corazón y musitarte al oído que poseía las llaves para entrar al cielo y ofrecerte la felicidad plena. Dios me entregó esas llaves para llevarte a su morada, y al no conseguirlo, mi corazón se arruinó y quedó desolado.

Antes de retirarme, intentaré limpiar mi furgón y asomaré por una de las ventanillas para decirte adiós y mirar tu figura que empequeñecerá conforme la estación quede atrás, igual que los mejores días de mi vida, con la seguridad de que aunque lo intente, jamás podré arrancar tu recuerdo de mi corazón porque la historia que compartimos ya es nuestra.

Besaré tus labios mojados por mis lágrimas, antes de partir, para llevarme tu sabor y al morir algún día, dulcificar mi final con el recuerdo y la ternura de quien sentí fue la mujer que amé. Entonces, aguardaré tu llegada en la eternidad con la esperanza de que allá lleves nuestro cuaderno con el objetivo de proseguir con la historia que interrumpimos en el mundo. Antes de partir, asomaré por tu ventana y te confesaré que te llevaré en mis días de soledad porque eres, no dudo, el corazón que se unió al mío, y ya es tarde para separarlo del tuyo. No es que no sepa ni pueda vivir sin ti, pero tu corazón late al mismo ritmo que el mío.

3 comentarios en “Antes de partir

  1. Me he hecho adicta a sus publicaciones en las que he encontrado un sin fin de valores y sentimientos profundos. He confesado la notable sensibilidad de su ser para transmitir en palabras, escenarios, emociones y momentos preciados o dolorosos que con seguridad la mayoría de sus lectores hemos conocido. He vivido con usted, al leerlo, las narraciones honestas y profundas de su acontecer.
    Santiago, la lectura de este artículo me ha dejado un profundo dolor. Una tristeza y un vacío enormes, tal vez porque a diferencia de otras de sus obras, en esta plasma la desolación legítima que deja la ausencia de quien se ama.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s