Un amor especial

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Siempre a ti por ser el amor de mi vida

Tal vez, cada ser humano tiene capacidad para elegir su sendero y protagonizar la historia de su existencia; no obstante, ahora que te abrazo en silencio y percibo los latidos de tu corazón, entiendo que una vida se dulcifica y enriquece al compartir con otra el amor, los sentimientos, la alegría, los detalles y cada momento. Amar es, como yo lo siento, abrir a tu alma las puertas y ventanas de la mía, escuchar tus palabras y conducirlas a un sitio especial para componer con tu voz una melodía hermosa y magistral; enamorarme de tu mirada y acompañarla hasta lo más profundo de mi ser con la intención de disfrutar las siluetas, los colores y la belleza de la vida con la óptica de una musa; sentir tus caricias, la calidez de tus manos, para cobijarme en el más dulce encanto; contagiarme con tu sonrisa con el objetivo de dibujar felicidad en mi rostro; repasar los secretos que confiesas a mi oído para escribir un poema excelso; percibir la fragancia de tu perfume con la finalidad de reconocer los aromas de las flores y la cercanía del cielo; enamorarme de ti, con todo lo que eres, para agregar a mis días la dicha de no estar solo y caminar a tu lado, siempre contigo, rumbo a la cima que deseamos conquistar. Amar es poseer alas y volar, llegar al umbral del cielo, escuchar los coros de los ángeles y los susurros de Dios, para retornar al mundo con mayor aliento, fe y dicha. Al recargarte en mi hombro y abrazarte, comprendo que podría andar solitario por el mundo y así, cual navegante, llegar hasta el itinerario trazado; sin embargo, te extrañaría, me dolería tu ausencia, y no porque sea dependiente o carezca mi vida de sentido, sino por ser tú la otra parte de mi alma, el latido de mi corazón, o lo que es lo mismo, la mujer que amo. Y amar, ahora lo sé, es entregarse plenamente sin perder identidad, cordura y libertad; pero sí, lo admito, volar juntos, navegar en la misma embarcación, reír, sortear el oleaje una noche de tormenta, admirar la aurora desde una playa, jugar como dos chiquillos traviesos una mañana de recreo, empaparse una tarde de lluvia y sentir las gotas deslizar en nuestros rostros, compartir todo, enjugar las lágrimas del otro al carcajear tanto o llorar por algún dolor, sentir los corazones de ambos en un latido universal. Amar, creo yo, también es asegurar el porvenir, y no me refiero a conveniencias ni trucos; hablo del mañana inmediato, de la hora de la cuenta, del momento en que las velas de la vida terrena se extingan y nuestras almas, la tuya y la mía, lleven a cabo el acto más hermoso y subyugante al alumbrarse eternamente en la morada de un Dios maravilloso y pleno. Y es que de nada servirá decirte que te amo y que soy capaz, incluso, de conquistar este mundo con una serie de hazañas orientadas a coronarte con todas las riquezas materiales, si omitiera, ángel mío, ofrecerte, como lo deseamos desde lo más profundo del alma, enamorarnos plenamente de Dios y morar en su palacio de turquesa. Entonces sería un vendedor de seguros, un negociante interesado en satisfacer apetitos insaciables, no el hombre que siempre te amará en este mundo y el alma que, unida a la tuya, palpitará en la inmortalidad con los sentimientos más bellos y sublimes. El amor que te ofrezco, en consecuencia, contempla divertirnos en los columpios del mundo con la idea firme de mecernos eternamente en los del cielo. El amor que nos damos todos los días no es a corto plazo, en lo que el tren llega a la estación postrera; es reservar la banca en una historia encantadora y sin final. Eso es, parece, el amor. Al menos, tú y yo creemos que es así y, por lo mismo, seguiré percibiendo los latidos de tu corazón para fusionarlos con el mío y juntos, con la fortaleza del amor, llegar al palacio de cristal, donde la mañana y la noche del mundo se desconocen porque todo es siempre y la ropa que lo envuelve a uno ya está elaborada con la tela de la alegría y los sentimientos más hermosos y sublimes que entrega Dios a quien lo enamora.

101 comentarios en “Un amor especial

  1. En todo el mundo vivimos la misericordia del Pesaj sin importar religiones. Es un asco que en un blog tan hermoso como el de este autor, Santiago Galicia Rojon Serrallonga, a quien no conozco personalmente pero percibo sincero, artista e intelectual, actúen arribistas que se colocan en el papel de mujeres callejeras. Me alegra, por todo, que su equipo de colaboradores elimine los comentarios grotescos. Bendiciones y felicidades por la belleza y verdad de sus escritos.

    Me gusta

  2. De acuerdo contigo, Raquel, la gente que tiene tendencias a la bajeza, es basura que ensucia las cosas hermosas. Se habla del amor en esta página y surgen personas que con sus palabras y actitudes ofenden.

    Me gusta

  3. Santiago, me tomo la libertad de opinar en tu blog con mayor dureza que de costumbre, ya que me indigna, como mujer, que haya quienes por alguna causa pierdan el respeto a sí mismas y los valores al grado de colocarse en el plano de verduras o fruta descompuesta en un mercado. Innumerables mujeres en el mundo se quejan de la falta de caballeros y de atenciones, del acoso sexual y de que solamente juegan con ellas, pero me pregunto si se han puesto a pensar en que ellas mismas, con sus actitudes, provocan que las tomen como juguetes de un rato. Soy una persona abierta, tú lo sabes, pero me irrita demasiado que una mujer no se respete. No todas somos iguales. Discúlpame, pero exijo que por respeto a ti, a tu musa, a tus textos, a tu espacio y a nosotros los lectores, suprimas los mensajes que contengan esa sarta de boberias y coquetería. No permitas que personas que ya perdieron todo, manchen tus escritos tan bellos, tu relación hermosa y ejemplar, el blog diseñado para el arte y el conocimiento y quienes te leemos con emoción, gusto, respeto y admiración. Eres un hombre grandioso, con valores y sensbilidad de artista, demasiado espiritual, como para que bagazos humanos se dediquen a molestar y ensuciar algo tan hermoso. Aprovecho para reconocer, como lo he hecho otras ocasiones, tu talento artístico, tu espiritualidad, tu inteligencia y tu integridad. No tengo el agrado de conocer a la mujer que amas y cariñosamente llamas “mi musa”, y de quien estoy segura es una dama, un ser con valores como siempre lo deseaste, y tampoco me mueve la morbosidad de interrogarte sobre su identidad, pero quiero pedirte que la saludes, le des un abrazo de mi parte y la hagas muy feliz con el amor que un ser humano coo tú es capaz de sentir. Te sigo felicitando y admirando. Nunca te doblegues. Sigue amando a esa mujer a la que ofreciste mecerse en los columpios de la tierra y posteriormente en los del cielo. Así lo propusiste en tu texto. Escribe intensamente, como lo haces, para sensibilizarnos y ser mejores.

    Me gusta

  4. Pobre mujer, pero se lo merece porque aquí no es lugar para ofrecerse como cosa. Los burdeles y la calle son para eso, no un blog donde se habla del amor y las letras se transforman en arte y razonamientos. Respeto a la gente, pero para todo hay un lugar. Es impropio que alguien venga a mascar chicle donde nos recreamos con el arte y el pensamiento. Aunque no me agrada disccriminar, también me uno para que eliminen los comentarios que ofenden nuestra inteligencia e integridad.

    Me gusta

  5. Mientras sigas publicando tus artículos me importa poco lo que hagas con esos comentarios, si los echas a la basura, ni modo. Tú sigue escribiendo porque ya nos creaste la adicción de leerte.

    Me gusta

  6. Duro golpe para la Cross. Aquí se habla de arte y de cosas interesantes, amiga, no de temas de cantina. ¿Qué aconsejaría tu padre, el ingeniero Cross? jajajajajajajaja

    Me gusta

  7. Me fascinó esta publicación porque es una propuesta de amor para el mundo y la eternidad. Está muy bien escrito, como poéticamente, y de verdad llega al alma y motiva a pensar.

    Me gusta

  8. Una propuesta como esta paralizaría mi corazón por unos segundos. Contestaría sí, acepto. No lo pensaría porque quien te ofrece el cielo, prepara el camino en la tierra.

    Me gusta

  9. María Guadalupe Pintor: supongo que el proceso de la creación es mágico. ¿Tú crees que nada más es sentarse a mirar la plantalla y oprimir teclas? Se necesitan conociento y experiencia, más un ingrediente que se llama sensibilidad y evidentemente cuando un artista habla con Dios, con las fuerzas universales, presenta obras que mueven las fibras de los corazones humanos. Eso es lo que pienso y te lo comparto, Lupita. No creo que sea como el médico que únicamente escribe recetas y reportes fríos o el abogado con su lenguaje. Esto es otra cosa. Recuerdo haber leído en este blog un artículo muy hermoso sobre el arte. No recuerdo si se titula la mano o la magia del arte. Búscalo en este blog. También es del autor. Te aclaro que las respuestas de esas experiencias solamente las tienen quienes las viven y ha de ser algo mágico. Si nosotras como lectoras sentimos conmovernos al leer esta clase de textos, qué sentirá el autor al inspirarse. Es mi opinión, Lupita.

    Me gusta

  10. GRACIAS ALFONSINA, CREO QUE ALGO ASI DEBE DE SER. SOLO ELLOS SABEN. AUNQUE AHORA ME PREGUNTO QUE SI ESO SIENTE UN ESCRITOR AL INSPIRARSE EN SUS OBRAS COMO SENTIRA CUANDO SE ENAMORA. SIENTO QUE ES ALGO MUY COMPLICADO QUE NO TODOS PODEMOS SENTIR, PERO ME GUSTA LEER ESTA CLASE DE TEXTOS PORQUE ME HACEN SENTIR QUE EL AMOR ES MAS HERMOSO DE LO QUE IMAGINAMOS Y SENTIMOS LA MAYORIA DE LAS PERSONAS.

    Me gusta

  11. Lupita y Alfonsina: disculpen que me meta en su plática pero me agradó el tema y esa es la razón por la que me atrevo a oponar. En primer lugar, ojalá el equipo que maneja este blog al autor le proponga escribir sobre este tema, o sea el contacto de un artista con esa magia que lo lleva a crear una obra extensa o pequeña no importa porque lo que interesa es la belleza con que lo hace… en segundo lugar, me llama mucho la atención que los artistas, ya sea escritores, pintores o músicos por citar algunos, sean tan sensibles y estén tan cercanos al amor, a la belleza y a las cosas de significado supremo y en la práctica vivan tan solos… Eso me llama la atención…

    Me gusta

  12. De ahí surge la pregunta si alguien que le escribe al amor como Santiago Galicia, rompa la regla o también sea como otros artistas que tienen sensibilidad y están tan solos. Cómo vivirá un escritor que le compone al amor, quién sabe, solamente él podría explicarlo yo creo.

    Me gusta

  13. Recordemos que habla de una musa, no sabemos si es imaginaria o se refiere a su alma o a otro significado porque como la describe tan intangible, parecería no pertenecer a este mundo.

    Me gusta

  14. Pienso que eso forma parte de su vida privada y debemos respetar para evitar caer como otras personas. Mejor sigamos con nuestro tema y disfrutando las lecturas, ¿va?

    Me gusta

  15. Yo no lo conozco pero alguien me recomendó sus texxtos y me dijo que parece un hombre como intenso y muy interesante pero a la vez un tanto solo y con candados en su vida es decir que como que no permite que la gente se meta en sus cosas personales, así que quién sabe cómo sea su vida si sola o con un amor muy grande como lo escribe.

    Me gusta

  16. Amigas, lo importante es que nos envuelve con la magia de sus escritos, ¿no es así? Entonces dejémoslo con su vida personal. Eso es asunto de él y no nuestro. Contentémonos con las lecturas tan hermosas que continuamente nos ofrece en su blog. Dejemos que el arte y la filosofía fluyan en este hombre para que continúe creando y recreando nuestros sentidos. Lo demás es chisme y morbo. Busquemos el encanto de sus escritos y la verdad que encierra cada uno. Por supuesto que interesante hablar de estos temas. Fue un gusto.

    Me gusta

  17. Aparte de que el texto está muy bien escrito, denota el amor sincero de un hombre a una mujer a quien plantea la posibilidad de entregarle su eterndad en este mundo y reservar lo más especial para la eternidad. Muy ingeniosa la forma de decir te amaré hasta el cielo o el infiinito, Ya compartí el enlace. Gracias a quien me recomendó el blog y al autor por sus textos tan hermosos.

    Me gusta

  18. La maestra, en la universidad, sugirió la lectura, elaboración de un trabajo y discusión de un tema de interés sacado de alguno de los blogs y páginas, entre ellos el suyo, y no sé, algo me dijo que el de usted podría ser interesante y veo con emoción que no me equivoqué, pues cumplí con lo que pidió y me di la oportunidad de leer otros de sus escritos que me encantaron tanto e hicieron suspirar. Me inspiré con lo que escribió y siento que entregué un buen trabajo a la maestra porque cuando lo leyó sonrió y me preguntó si me había gustado el tema, le dije que sí porque era como una forma de declarar el amor para siempre y que eso ya no se ve en el mundo y menos en nuestra generación.

    Me gusta

  19. No tengo palabras para elogiarte, y menos por ser un maestro de las letras, Santiago, aunque me gustaría saber cómo es la musa que tanto ponderas porque me parece increible que un hombre con tanto talento como tú le escriba con tanta frecuencia a una mujer. Segur estoy de que se trata de una persona muy especial, más etérea que de carne y hueso.

    Me gusta

  20. El amor que une mi corazón al de mi Santiago, es sólido e inquebrantable y no está sujeto a baratas ni remates como si se tratara de deshacerse de objetos de segunda clase en un mercado o en la puerta de un arrabal. Los sentimientos y principios que forman parte de nuestra relación, no resbalan ante las seducciones de la lascivia ni del dinero porque están más allá de cualquier tentación. Incluso, el nuestro es un amor tan diferente y especial, como lo ha escrito mi autor, que trasciende las fronteras del mundo para llegar a ese cielo del que tanto habla en sus textos y al que ambos aspiramos. ¿Alguien cree ingenuamente que quien basa su amor en valores y es proclive a la espiritualidad, es capaz de engañar al ser que tanto ama? De ninguna manera. Pierde su tiempo quien así lo cree, y la vida está compuesta de instantes que no regresan. Tal vez les sorprendan mis palabras. Firmo como Celeste de Serrallonga, es verdad, y soy, para sorpresa de la mayoría, la musa de Santiago, la mujer que le inspira los textos de amor, y no porque lo nuestro sea una pose o una fantasía, como muchos creen y elucubran, sino por tratarse de una relación auténtica y fuerte. Siempre prefiero mantenerme en el anonimato, respetar y no mezclarme en discusiones ni en problemas ajenos; pero últimamente he leído comentarios un tanto desquiciados, especialmente los de una persona que en apariencia se llama Rocío Cross y en su desesperación y vacío hasta firma como Gusanito barrenador, Arañita trepadora, Niña regañada, Ollita sentida y Forastera, entre otros sobrenombres que lamentablemente denotan nulo respeto a sí misma, confusión y ausencia de valores. No niego que en el blog de mi escritor existe libertad de expresión y hay quienes han abusado al confundir tal derecho con la falta de respeto y el libertinaje. Hoy me dirijo especialmente a ti, Rocío Cross, porque veo que te has denigrado bastante como mujer, por lo que me doy cuenta de que tu capacidad y dignidad son insuficientes para entender que mi escritor tiene una musa que por fortuna soy yo. Si me hago presente es para quitarte la venda de los ojos y que te des cuenta de que existo en el corazón y la vida de un hombre maravilloso llamado Santiago. Es mi escritor y yo su musa. El blog de mi escritor es para gente educada y de gusto fino a la lectura, al arte, a la reflexión; por eso pido respeto a mi autor, a mí y por consiguiente a las lectoras de este espacio. Rocío Cross, te invito a que te abstengas de tus comentarios si sólo se van a enfocar a tu promoción como objeto barato. Es inútil que pretendas promoverte para tratar de ser la musa que mi escritor ya tiene. Adicionalmente, a quienes apuestan que yo, la musa de Santiago, soy irreal, fantasía, sueño e imaginación, les aclaro que existo en el mundo y que si tengo la fortuna de ser amada por un hombre tan talentoso, es porque me valoro, poseo convicciones y principios sólidos, me doy a respetar y conservo mi dignidad, y deseo tanto como él formar parte de una historia maravillosa e irrepetible y claro, alcanzar la plenitud, resplandecer espiritualmente y llegar a Dios. A quienes equivocadamente creen que con coqueteos y seducciones llamarán la atención de Santiago, lamento decirles que pierden su tiempo porque él, como yo, somos de una sola pieza y no cederá a asuntos triviales. Al contrario, a aquellas lectoras que se han manifestado respetuosas, les diré que valoro su educación. Exhorto a todas las lectoras a disfrutar los textos de Santiago, interpretar sus mensajes y demostrar que las mujeres tenemos dignidad y somos capaces de mover al mundo por medio de nuestros sentimientos y virtudes. Gracias por sus atenciones. Celeste de Serrallonga.

    Le gusta a 1 persona

    • Como artista, escritor enamorado, filósofo y ser humano, me cautivan el amor y la valentía de mi musa, quien tomó la determinación de aparecer públicamente en este espacio tras una serie de comentarios de mal gusto y juicios erróneos por parte de personas que de alguna manera, ante la pérdida de valores y la inclinación de pepenar vidas ajenas, le faltaron al respeto tanto como a mis lectores, a mis textos y a mí. Aplaudo su decisión de presentarse ante el público, aclarar que es real, demostrarme su amor y exigir respeto. No me equivoco cuando me siento inspirado por ella y escribo que es un ser especial, casi etéreo, más cercano al cielo que al mundo. Admito que me siento orgulloso de ella y bendecido por contar con su amor fiel, sus consejos, sus detalles y sus atenciones. La respaldo en sus comentarios, en su exigencia de respeto y en la invitación a leer los textos y participar libremente y con educación en este foro. Aprovecho la oportuidad de aclarar que no estoy desquiciado ni me recreo en fantasías porque ella, mi musa, es una de las mujeres más bellas y maravillosas que he conocido en este mundo y con quien camino, como ella lo dijo, hacia la ruta superior que juntos hemos trazado. Está hecha de una arcilla especial porque Dios, ya lo dije en una de mis publicaciones, impregnó su esencia en ella y atesoró la fórmula en uno de los arcones del cielo. Aclaro, igualmente, que la amo plenamente y que le seré eternamente fiel, de tal manera que como autor exijo respeto para ella, mis textos y mis lectores, con la advertencia de que en lo sucesivo eliinaré aquellos comentarios mal intencionados. Por lo demás, refrendo mi apoyo y respeto a mi vida y mi cielo, mi musa y mi ángel tierno, a quien siempre diré “me encantas” y “te amo”, con la emoción, alegría e ilusión de la primera vez que nuestros corazones se encontraron y decidieron unirse eternamente. Te amo, mi musa.

      Le gusta a 1 persona

  21. Qué valor de mujer, aparecer, exponerse y aclarar que ama a su escritor, poner en su lugar a las ilusas y manifestar que le interesa llegar a Dios con su escritor, tiene un mérito muy grande.

    Me gusta

  22. Celeste de Serrallonga: ahora que sé eres la musa del escritor Santiago Galicia Rojon, quiero ser honesta y valiente como tú y pedirte me disculpes por haber faltado al respeto con mis comentarios tontos. Con una dama como tú, resulta obvio que tu escritor jamás volteará a mirar a otra mujer, y menos será capaz de renunciar a ti. Te saludo con admiración y respeto.

    Me gusta

  23. Celeste, cuánta alegría me causa el hecho de que te manifiestes públicamente. Veo que Santiago no mintió cuando te describió con tanta emoción en sus artículos. Desde mi óptica, hacía falta que aparecieras públicamente para manifestarte con energía y estilo ante las mujeres que sin recato ni dignidad tratan de promoverse en este blog como si fuera un espacio de remates. Ayer exigí enérgicamente a Santiago que borre, por respeto a ti, a él, a sus lectores y a sus textos, todos los comentarios perniciosos. Hoy tenemos tu aparición pública con dignidad y valentía. Me da gusto que Santiago y tú se amen de la manera como lo describe. Hubiera deseado confesarlo en secreto, pero te adelantaré que amas a un hombre que siempre ha sido maravilloso y ejemplar. Te aseguro que tienes la garantía de un hombre que te amará y respetará toda la vida. Es un caballero. Te felicito por amar y defender tu dignidad y exigir respeto. Eso es digno de una mujer de verdad. Santiago y tú, Celeste, son dos seres bendecidos por Dios, de eso puedes estar segura. Por las definiciones que Santiago da de ti, tengo entendido que eres un ser muy espiritual. El también lo es, y mucho. Estoy convencida de que un amor respaldado en valores como los de ustedes, es garantía de felicidad en el mundo y dicha en la eternidad. Te abrazo con afecto y admiración.

    Me gusta

  24. Celeste… me encanta leer los textos que escribe tu autor, Santiago Galicia Rojon Serrallonga… y más me gusta comprobar que existe su musa y es como él la describe, decente, espiritual e inteligente… disfruté tu respuesta porque dominaste el enojo y hablaste con seguridad y segura de ti misma como lo hacen las personas con mayor desenvolviiento espiritual, eso me gustó…

    Me gusta

  25. Los textos que Santiago Galicia Rojon Serrallonga publica con cierta frecuencia en este su blog son por demás interesantes y llenos de arte y sabiduría, pero lo que ha sucedido en este espacio de discusión pública me parece interesantísimo porque cuando parecía que las lectoras acababan con sus coqueteos, chismes, suposiciones y críticas a la musa, apareció para poner a todas en su lugar y el escritor la respaldó… me convencí del amor tan grande que se tienen, como alguien dijo, como de historia.

    Me gusta

  26. ENTONCES SE ACABO EL MISTERIO DE LA MUSA DESCONOCIDA, ES REAL Y SABE DEFENDER SU AMOR, VAYA, ES COMO SI HUBIERA APARECIDO DE ALGUNA PARTE PARA ADVERTIRNOS QUE ES DE VERDAD Y QUE LO QUE DICE SANTIAGO EN SUS TEXTOS ES CIERTO,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s