De eso se trata…

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

A ti, que moras en mi corazón. Se trata de amarte y hacerte muy feliz

“De eso se trata”, susurró Dios a mi oído la noche que me mostró tu presencia como la otra parte de mi corazón, “de hacer de los días de sus existencias, en el mundo, una historia de ensueño, una senda cubierta de detalles y flores, un paseo bello e inolvidable”. Se aproximó y habló, refiriéndose a ti, como si pretendiera que sus palabras quedaran grabadas en lo más hondo de mi ser: “no olvides, si alguna vez la notas triste, abrazarla, darle consuelo, consentirla y tomar juntos la goma y los colores con la finalidad de ayudarle a borrar los paisajes ensombrecidos y sustituirlos con motivos alegres. Ríe mucho a su lado para que sus lágrimas no sean de arrepentimiento ni dolor, sino de felicidad, y si alguna vez, por determinada causa, las derrama con angustia o melancolía, sé la seda que limpie sus ojos y la mirada que temporalmente guíe su camino. Nunca la dejes atrás, insistió Dios, porque un amor como el suyo no se desdeña; tampoco la encarceles ni amordaces, ya que su vuelo libre y pleno la impulsará a las alturas y siempre estará contigo. No se entreguen al sueño sin antes abrazarse o disculpar cualquier error porque en la noche, cuando llega el segador, no hay oportunidad para las despedidas. Experimenta con ella las ocurrencias, los juegos, las locuras, los capítulos de sus vidas. Enmienden la trama de sus existencias. Compartan su amor, sus vidas, su historia. No importa que se equivoquen, que caigan, porque para eso es la vida, para experimentarla. Abrácense, tomen sus manos, unan sus corazones y volteen a las alturas, al cielo, con la intención de sustraer el libro de la vida, hojearlo y desentrañar sus profundos misterios. De eso se trata, recalcó Dios, de crecer y probarse individualmente y juntos, acompañarse, no sentir la soledad durante la caminata ni asustarse ante los abismos y la oscuridad. El plan consiste en contabilizar menos y disfrutar más, en actuar con principios y no por impulsos, en escribir cada instante su propia historia, en disfrutar su estancia en el mundo, en preparar horizontes futuros sin olvidar la belleza del sendero, en compartir sus capítulos, en no quedarse hoy con deseos e ilusiones de lo que mañana podría transformarse en recuerdos, nostalgia, sombras y arrepentimiento. Evolucionen en lo particular y como dos corazones unidos para que en la Tierra sean dichosos y en la morada de la eternidad se reconozcan nuevamente. Ámala, hazla muy dichosa, cuídala y cubre sus años de gloria”, recomendó Dios, quien antes de retirarse, me abrazó y musitó a mi oído: “de eso se trata, de ser felices aquí y allá, hoy y siempre, en el mundo y en la inmortalidad…”

20 comentarios en “De eso se trata…

  1. Tiene razón el autor cuando habla acerca de ser felices en esta tierra, creo que a eso venimos a ser felicces, pero lo olvidamos con frecuencia por andar en cosas materiales y vanas.

    Me gusta

  2. YA LLEVO BUEN TIEMPO LEYENDO LOS ARTICULOS Y PUBLICACIONES DE ESTE AUTOR Y LA VERDAD ES QUE AUNQUE HABLE MUCHO DEL AMOR NO ABURRE NUNCA PORQUE SIEMPRE TRAE ALGO NUEVO Y BUENO, COMO SI QUISIERA ENSEÑARNOS MUCHAS COSAS HERMOSAS QUE MUCHAS VECES NO COMPRENDEMOS.

    Le gusta a 1 persona

  3. ¡Divino, simplemente divino! “De eso se trata” Santiago, de darse, de entregarse con amor integral en el aquí y en el allá. En el ahora y en la eternidad. En los claroscuros que ofrece la vida terrenal y en la luminosidad de la trascendental. Lo parafraseo con emoción, festejo su inagotable sensibilidad y la comunión que tiene con el Creador. Admiro y respeto el amor que le profesa a su Celeste.

    Me gusta

  4. Mis amigas y yo solemos reunirnos con frecuencia al menos una vez a la semana en casa de alguna o en un restaurante, donde platicamos y tratamos diversos temas de actualidad. Orgullosamente presumo que antes de ir a nuestras juntas de amigas, leo los textos de Santiago Galicia Rojon Serrallonga y hasta los comentarios, unos chuscos, otros grotescos y la mayoría sinceros, para comentar algo novidoso y diferente con mis conocidas. No lo creerían si les dijera que los temas despiertan opiniones muy encontradas. Mejor terminé por recomendarles el blog. Como siempre, Santiago, soy tu fiel lectora y admiradora.

    Me gusta

  5. Y qué de detalles para su enamorada, sus palabras son como joyas, es como si un orfebre diera todos los días un collar o una pulsera de brillantes a su amada

    Me gusta

  6. Esta clase de escritores merecen ser muy reconocidos y no la porquería de gente que escribe tanta estupidez y morbosidad. Fíjense en el estilo refinado con que escribe, es una mezcla de arte con conocimiento. El hombre habla. Nunca duda. Habla como si supiera muchas cosas, incluso más de lo que suponemos. Tiene algo especial e indescriptible que fascina y atrae… algo lo hace irresistible. No me pierdo sus escritos, por breves que sean, porque me tienen muy agarrada.

    Me gusta

  7. Esto que dijste es hermoso “Ríe mucho a su lado para que sus lágrimas no sean de arrepentimiento ni dolor, sino de felicidad”… en tanto gran número de hombres no les importa el sentimiento de una mujer amada tú dices que prefieres evitarle sufrimiento y hacerla feliz.

    Me gusta

  8. En México les llamamos machos a los hombres que todavía actuan como bestias con las mujeres y esa costumbre parece que aplica con el mundo latinoamericano… pienso cuando leo tus escritos que tú Santiago Galicia Rojon Serrallonga, eres diferente. De dónde eres? Cómo te criaron o cómo adquiriste el conocimiento y el respeto a las mujeres? surgen tantas preguntas por mi mente como saber qué te hizo tomar la decisión de enamorarte de una mujer si hay millones en todo el mundo y unas muy hermosas. Ella tiene algo especial o de plano te clavaste en la relación? todo eso parece interesante más que por chisme para aprender como ama, siente y piensa un escritor porque por medio e ustedes aprendemos muchas cosas los lectores.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s