TROZOS DE VIDA… Pintura

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Un cielo para ti

Anoche, mientras llovía, imaginé que pintaba para ti un cuadro al óleo con un cielo límpido y mágico, como de ensueño, sutil y de un azul tan profundo e intenso que apenas dejaba entrever polvo de estrellas disueltas en un sendero que conducía al portón y a las ventanas, donde asomaban, casi imperceptibles, los moradores alegres y resplandecientes, acaso por la dicha de mecerse en el columpio de la eternidad, quizá por percibir las fragancias del jardín más bello y excelso, tal vez, y de eso estoy seguro, por la felicidad que provoca sentir el hálito de Dios. Pensé que sería un regalo hermoso que encantaría a la musa que inspira mis obras literarias, al ser que posee una de las almas más sensibles, y así hubiera sido, una sorpresa bella para ti; sin embargo, Dios entendió mi anhelo y hoy, al amanecer y abrir las cortinas de los ventanales, descubrí un cielo luminoso e incomparable, real y digno de recordarlo siempre, con un mensaje para ambos, oculto e inscrito entre las nubes. Cuando interpreté los signos, comprendí que Dios, al mirar mi pretensión de crear una obra pictórica para ti, sonrió y aceptó que mientras permanezcamos en el mundo, tenemos el derecho de inventar y protagonizar una historia maravillosa e inolvidable, unidos al amor que pulsa en nuestros corazones, salpicados de detalles, regidos con los códigos que seguimos y la alegría de existir, porque Él, aquí, en el mundo, nos regalará con cada amanecer un cielo subyugante, sin olvidar la promesa del que nos ha prometido.

 

 

 

 

 

9 comentarios en “TROZOS DE VIDA… Pintura

  1. No puedo con un reporte de labores que me encargaron en el trabajo y este hombre, en cambio, se luce escribiendo con arte, belleza y amor… qué contrastes tiene la vida, caramba.

    Me gusta

  2. Qué belleza de texto, es un arcoiris,me encanta cómo enlaza cada palabra me fascina su forma de escribir.Un abrazo y todo mi respeto Sr. Santiago Galicia Rojon Serrallonga

    Me gusta

  3. Es imposible escribir en este espacio sin echar una mirada a los comentarios de lectores que, como yo, nos hemos hecho adictos a sus publicaciones, Santiago. La mayor parte, si no es que todos, expresamos admiración por su arte, talento, sentimientos y sensibilidad; por el deseo de tener en nuestras vidas un amor tan grande como el que existe entre Celeste y usted; por pretender, incluso, llamar su atención con vanas y vulgares provocaciones.

    Pensar en ofrecer un regalo como el mismo cielo, con todos los matices divinos de su creación, me parece un sentimiento sublime, una expresión indudable de amor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s