Al abrir la puerta

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Al abrir la puerta, te miré e invité a pasar. Entendí que nunca serías forastera ni visita de un día, y que colocarías listones y moños en donde se sintiera ausencia de sonrisas, detalles y ternura 

Cuando abrí la puerta, reconocí en tus ojos de espejo que se trataba de ti. Te miré e invité a pasar. Entendí que nunca serías forastera ni visita de un día, y que colocarías listones, moños y flores en los muros y en los rincones donde se sintiera ausencia de sonrisas, detalles y ternura. Cuando tocaste, me apresuré a buscar la llave y dar vuelta al cerrojo. Supe que al abrir el portón, entrarías no por un instante porque no eres adicta a encuentros casuales ni a citas superficiales; te convertirías, ahora lo sé, en decoradora de nuestra historia, en pintora de detalles. Llegaste puntual. Juntos descorrimos las cortinas y observamos, tras los cristales del ventanal, el azul del cielo y la policromía del horizonte, como si cada tonalidad invitara a emularla y volar libremente. Más tarde, me acompañaste al taller, a la forja, donde fundimos y cincelamos metales para transformarlos en estrellas plateadas que colgamos en el tendedero de la noche. Trazamos, igualmente, el sol, y templamos oro para insertarlo en el firmamento. Colocamos faroles para alumbrar la banca que ocupamos, la calzada empedrada que recorremos, los puentes de cristal que tejemos y nuestra caminata de ensueño y magia. Adornamos la noche y el día, como para recordar que ni uno ni otro concluirán mientras no se extinga la luz que los ilumina. Cuando golpeaste la aldaba contra el herraje del portón de madera, comprendí que se trataba de ti, que por fin habías llegado, y que ya no esperaría a alguien más. Al entrar a casa, supe que eras tú y que nadie más ocuparía tu lugar porque el amor y el título de musa sólo se otorgan a alguien muy especial, a quien resplandece y vibra igual que uno.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

 

 

 

 

 

 

9 comentarios en “Al abrir la puerta

  1. SANTIAGO , CON CADA UNO DE TU POEMAS Y ESCRITOS ES TAN FÁCIL VOLAR LA IMAGINACIÓN VER CADA COSA, CADA INSTANTE QUE DESCRIBES , TAL COMO SI SUCEDIERA EL ESTAR LEYENDO CADA INSTANTE QUE BROTA DE TU LINDA INSPIRACIÓN. QUE DIOS TE BENDIGA POR SIEMPRE BESOS.

    Me gusta

  2. ¿Qué clase de escritor eres, Santiago? Te sumerges al fondo de las almas y mueves sentimientos por medio de las letras. Es fascinante el recorrido al que nos invitas.

    Me gusta

  3. ¡Oh escritor, esto es bellísimo! Siento gran emoción. Caray, es maravilloso abrir el corazón a ese ser que el alma ha identificado como su par, como su bina perfecta, eterna. Y sí, sé la fiesta que significa en nuestra vida abrir la puerta. La sonrisa, alegría y motivo de ser, de hacer, de querer, de seguir, de dar, de entregar. Extraordinario.

    Me gusta

  4. Santiago, mi mas grande deseo hacia ustedes es que sean loca e inmensamente felices, Y sigas compartiéndonos tu amor con tu musa a través de este don de escribir tan excelso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s