El recolector

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Un día caminaba solitario por la calzada y te descubrí conmigo en una banca, alegre y tierna. Entonces comprendí que ni siquiera el tiempo puede alterar la historia que compartimos. Una imagen que desafía a la embarcación de los años es, parece, destello de la eternidad, y allí, en el ayer, el hoy y el mañana, te encontré conmigo

He notado que ahora soy recolector de letras dentro de la comarca del abecedario, donde armo palabras e ideas que dictan los sentimientos que me inspiras; también atrapo las hojas que el viento desprende de los árboles y acumula en tapetes amarillos, dorados, naranjas y rojizos, en las que escribo las frases que tú y yo conocemos e identifican nuestros juegos y romance. Colecciono los murmullos del aire, las voces del silencio, los rumores del universo y los susurros de una mañana feliz y memorable con la idea de plasmarlos en las páginas del pentagrama y transformarlos en música que pronuncie nuestros nombres y relate la historia que compartimos. Recorto flores que cubro de arcoíris y atrapo fragancias para envolver el encanto de nuestro perfume y sabor en un bouquet de belleza indescriptible. Junto minutos y horas en un canasto con la intención de agregarlos al reloj de pared cuando estamos juntos, quizá por mi deseo de eternizar cada instante feliz y mágico a tu lado. Reúno toda la arena de las playas, las gotas que componen el mar y las estrellas que cintilan en la pinacoteca celeste porque en cada una coloco esperanzas, ilusiones, magia, sueños, alegría, regalos, vivencias, paseos y sorpresas para la construcción de una historia de amor dichosa e inolvidable. Atesoro auroras y ocasos en un arcón para compartir la promesa que ofrecen cada día y noche a tu lado. Compilo tus labios, mirada, sonrisa, manos, detalles, cabello y voz con la finalidad de reconstruir tu presencia cuando estoy solo. Guardo tu aroma y sonrisa para mis momentos de ensueño y mis horas de realidades. Recojo tus huellas para caminar a tu lado y conservo el pulso de tu corazón para que lata con el mío al ritmo del concierto de la inmortalidad.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

 

11 comentarios en “El recolector

  1. Usted es un hombre altamente sensible, escritor. Vive a través del corazón y eso lo hace irresistible para cualquier mujer que lo descubre. Lo percibo leal, fiel y honesto. A pesar de que no tengo suficientes elementos más que la lectura de sus publicaciones en este blog, identifico congruencia entre lo que siente y escribe. Sólo su musa sabe si el ciclo es completo “pienso-digo-hago”. Supongo que así es, porque quien tiene la capacidad de recolectar aspectos de la vida diaria, detalles del universo, de la naturaleza, de aquello que pasa desapercibido por la mayoría de las personas, tiene la riqueza de dar en toda la extensión de la palabra.

    Me gusta

  2. Santiago, siempre que leo tus bellas publicaciones, experimento alegría. No me cansaré de repetir que me pareces un hombre extraordinario y un escritor talentoso, demasiado romántico y espiritual. Eres el escritor del amor. Admiro tu grandeza.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s