Todos los días…

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Es un delirio, una locura, un desvarío. Este amor fue sueño. Este amor es realidad. Este amor es ayer, hoy, mañana y eternidad. La apoteosis de este amor, bien lo sabes, es para ti

Todos los días, al amanecer, me siento agradecido e intensamente feliz. Imagino que un día, otro y muchos más, al despertar, colocaré una flor en tu almohada para que al abrir los ojos, tras flotar en el mundo etéreo de los sueños, descubras su textura, fragancia y tonalidad. Así comprobarás que los sueños, cuando se cree con firmeza en algo bello, se hacen realidad. Todos los días, al andar por un camino y otro, conquisto el mundo para compartir sus bellezas y delicias contigo. Todos los días tomo los detalles, las fragancias, los sabores, las tonalidades y los regalos para entregártelos. Todos los días atrapo burbujas diáfanas y mágicas para introducir sueños e ilusiones y reventarlas contigo al hacerlas realidad. Todos los días, al sentir las caricias del viento, las gotas de lluvia que empapan mi cabello y deslizan en mi rostro o los cristales de nieve que sonrojan mis mejillas, te siento a mi lado, seguramente porque moras en mi corazón y mi mente. Todos los días, al navegar por la vida, te descubro en el follaje, las rosas, los tulipanes, las nubes, los arcoíris, las mariposas, los rumores de las cascadas y los ríos, la arena, el concierto de la naturaleza y el jade y turquesa de los pliegues marinos. Todos los días, al sonreír, estás conmigo. Todos los días, al atardecer, evoco la unión del cielo y el océano, iluminados por el sol dorado y el resplandor amarillo, naranja y rojizo de un acto de amor grandioso y puro. Todos los días, al contemplar las estrellas plateadas y la luna con maquillaje de espejo o sonrisa de columpio, te siento conmigo, ambos envueltos en el arrullo y ensueño del más puro romanticismo. Todos los días, al admirar las auroras y los ocasos, sé que existen amaneceres y anocheceres interminables en un cielo que se presiente hermoso y sublime desde el interior. Todos los días, al revisar el libro de mi vida, descubro con asombro y embeleso que tú formas parte de mi historia. Todos los días, al percibir el sabor y el perfume del amor, te descubro conmigo.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

11 comentarios en “Todos los días…

  1. Con cada publicación de este autor Santiago Galicia Rojon Serrallonga quedo sorprendida, sus textos son bellísimos, me llegan al corazón muy fuerte.

    Me gusta

  2. Parece increíble, pero si un amor como este es real como se da a entender en cada escrito, mis respetos para el autor y la persona que le inspira estas joyas de las letras.

    Me gusta

  3. SANTIAGO QUE BELLO POEMA , CIERRO LOS OJOS Y ES COMO SI ESCUCHARA AL OÍDO ESAS BELLAS PALABRAS , QUE INVITAN A SOÑAR EN EL MAS PURO Y SUBLIME AMOR, DIOS TE BENDIGA TE INSPIRE Y GUARDE ESE CORAZON ENAMORADO PARA QUE SIGAS ESCRIBIENDO TAN LINDOS POEMAS, UN ABRAZO ENORME Y UN UNIVERSO DE BESOS.

    Me gusta

  4. Esta publicación no requiere de mis comentarios, escritor. Esta publicación es solo para sentirla, para saborear cada línea, cada idea.
    ¡Y vaya su dedicatoria! Me parece sublime y a la vez con tanta fuerza, que siento traduce sentimientos inquebrantables e indestructibles, convertidos en poderosos tesoros emocionales que sólo unos cuantos tienen el privilegio puro de vivir. Gracias por lo que logra hacerme sentir a través de las palabras que destina a su musa, Santiago.

    Me gusta

Responder a Ana Lilia Montúfar Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s