Página en blanco

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Igual que yo, ¿tendrás la sensación de que alguna vez, cuando Dios fundió las estrellas en la forja de su taller, fuimos polvo de colores? ¿Sabes que en una hoja podría escribir con tales matices tu nombre y el mío, trazar los rostros de ambos, dibujar el cielo y el mundo, pintar tu sonrisa de niña, hacer el bosquejo de nuestras huellas en la senda donde el final es principio? ¿Reconoces tu letra cuando escribo nuestra historia en un cuaderno con páginas en blanco?

Una página en blanco es tentación para componer un poema y dedicártelo, derramar letras, trazar significados. Las hojas de una libreta de apuntes son invitación a naufragar en un océano de sentimientos e ideas. Un pliego de papel es la medida perfecta de mi relación contigo, acaso porque ofrece la posibilidad de expresar mi amor por ti y ofrecerte un mundo interminable de magia y encanto, sueños y realidades. Un cuaderno sustituye, en determinado momento, las servilletas y comandas que hurto de los restaurantes y cafeterías para declararte mi amor y provocar tu sonrisa de niña bonita. Una página es eso, un pétalo fragante, la hoja que el viento desprende de algún árbol y mece hasta colocarla en una alfombra amarilla y naranja, el mar y la tierra disponibles para experimentar contigo la aventura y emoción de la vida, y el cielo límpido donde compartimos nuestra historia sin final. El papel en blanco somos tú y yo, quienes a diario escribimos algunas líneas, las nuestras, las de un amor prodigioso como esas historias que uno lee en los años juveniles y arroban los sentidos. Una página en blanco, con todas las posibilidades de anotar el nombre del cielo, las promesas envueltas en globos, el amor que nos une, los sueños e ilusiones que flotan en burbujas diáfanas, las realidades que vivimos y compartimos, somos, como siempre, tú y yo.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

8 comentarios en “Página en blanco

  1. Cómo me ilusionaría inspirar a alguien que me escribiera por lo menos un solo texto en la vida. Supongo que me desamaría de la sorpresa y la felicidad.

    Me gusta

  2. Material invaluable por el arte con que está escrito, el romanticismo ya casi inexistente en un mundo totalmente materializado y esa sensibilidad que no sé de dónde la sacas. Es hermoso todo lo que escribes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s