Las ecuaciones de Dios

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Las ecuaciones de Dios no fallan. La acumulación de detalles forma el milagro de la grandeza, y uno lo mira aquí y allá, en el mundo y el universo, cuando una gota de lluvia, otra y muchas más se precipitan y conforman represas que dan vida y reflejan en cada trozo la hermosura e inmensidad del cielo, o las estrellas que cada noche aparecen en la pinacoteca del cosmos y cautivan a quienes las admiran por ser parte de un bordado etéreo y prodigioso que se siente en las profundidades del alma desde antes del nacimiento. La nieve que se extiende blanca y resplandeciente en el bosque, reunió incontables copos de incomparable belleza, igual que aconteció con los agujas de los pinos y las hojas de los árboles. Todo da idea de que la suma de algo tan pequeño, resultará finalmente algo fastuoso e imponente. El mar, con toda su fuerza y majestuosidad, no lo sería sin la aglomeración de partículas de agua salada que se maquilla de jade y turquesa en las mañanas o de amarillo, dorado y rojizo ante la proximidad del ocaso. La asistencia de signos en las partituras, conducen a la ejecución de un concierto o una sinfonía subyugante. La reunión de las letras del abecedario, estimula al trazo de palabras que componen obras magistrales. El golpe del cincel, un día y muchos más, da como resultado la escultura en el mármol otrora yerto. Los instantes se acumulan, igual que la arena en las playas o los desiertos, hasta formar años y centurias. La creación, parece, está constituida de detalles. Las ecuaciones de Dios tienen un mensaje relacionado con los detalles, los cuales, acumulados, construyen la magnificencia, principalmente si se desarrollan dentro del amor, el bien, la verdad y los sentimientos positivos. Si uno hiciera de los pequeños detalles un acto cotidiano, un estilo de vida, quizá daría un sentido especial y mágico a sus días, hasta descubrir sendas inesperadas, quizá moradas sublimes o tal vez el milagro de ser uno parte minúscula de un proceso creativo que no cesa por tratarse del palpitar de la inmortalidad.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

13 comentarios en “Las ecuaciones de Dios

  1. Afortunada la mujer que recibe su amor. Ahora el autor cambió a un tema muy especial, pero esa manera de sentir y expresar las cosas de la vida me impresiona tanto que pienso que ha de ser un privilegio vivir con él.

    Me gusta

  2. Tiene razón Santiago… si todos pusiéramos de nuestra parte para tener detalles hacia los demás y vivir de esa manera todos los días el mundo sería muy diferente a lo que tenemos ahora en el que la mayoría de la gente es inhumana y egoísta.

    Me gusta

  3. SANTIAGO QUE HERMOSO DESCRIBES TAN GRANDE VERDAD COMO LO ES LA CREACIÓN DE DIOS , ALGO QUE AVECES NO NOS DETENEMOS A ADMIRAR EN SU BELLEZA , DIOS TE BENDIGA UN ABRAZO ENORME Y UN UNIVERSO DE BESOS.

    Me gusta

  4. Cuánta razón tienes, artista… si los seres humanos decidiéramos vivir con detalles, qué grandes seríamos como bien dices. Me gustó tu propuesta y la forma de plantearlo. Eres un hombre mágico que encanta y convence por medio del arte. Te admiro, escritor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s