Contagio

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

… Desde aquel instante, al regresar a casa, miré mi rostro en el espejo y descubrí con asombro, en el reflejo, que ya no se trataba de mí, que no estaba solo, que siempre seríamos tú y yo

¿Dónde me contagié de ti? ¿Cuándo sucedió? ¿Acaso durante aquellos días, cuando éramos tan felices y tú entrabas a mi alma y yo visitaba la tuya? ¿Fue, quizá, en nuestros encuentros y citas interminables en aquel jardín donde jugábamos y sonreíamos? ¿O tal vez durante nuestra travesía, entre nubes celestes y corriente etérea, al regresar al mundo? ¿Fue en nuestra banca, una noche, al admirar las estrellas y escuchar el rumor de la fuente? No recuerdo si fue ayer, al mirarme en tus ojos de espejo, al besar tus labios o al tomar tus manos. Ahora los síntomas me conducen a un delirio, a un éxtasis, a un destino, a una locura. Algo acontece conmigo. Miro mi silueta en los espejos, en los charcos, en los cristales de los aparadores, y no me reconozco desde aquel día de nuestro primer encuentro. Busco aquí y allá, en un espejo y muchos más, hasta que defino mi figura desarraigada de los rostros colectivos y los rasgos del mundo, como si me encontrara separado, seguramente en un camino floreado, en un lago tranquilo o en la inmensidad del océano, contigo, siempre a tu lado. Siento mi esencia, sé que soy yo; pero en la medida que me observo para desentrañar mi apariencia, de repente te veo en mí. Sí, me defino en ti. Somos los dos, tú y yo, al descubrir mi reflejo. Me pregunto si el amor es un contagio que se adquiere al venir al mundo, o si, tal vez, en un acto de misericordia, Dios colocó una señal en uno y en otro para coincidir e identificarnos a una hora y en un lugar, y así acompañarnos en la aventura existencial, con los síntomas del amor, para jugar a la vida con sus encantos y desencantos, entre luces y sombras. Entiendo que tú y yo fuimos contagiados desde que las manos que funden los luceros y pintan el paraíso y el mundo, esculpieron nuestros rostros y colocaron la esencia que hoy nos une y compartimos. Me gustan las manifestaciones de este síndrome, Me contagié de ti. Eso significa que siempre te miraré y sentiré en mí, y tú, a la vez, me descubrirás y percibirás en ti. Se trata, parece, de los indicios de un amor fiel e inquebrantable que es vigente en la temporalidad del mundo y en la inmortalidad. Me siento contagiado de ti. Mi alivio eres tú.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

33 comentarios en “Contagio

  1. Tienes mi admiración total, Santiago. Debes sentirte muy feliz y orgulloso al poseer esa capacidad creadora que te permite ser único y escribir textos inigualables. No cualquier persona tiene ese don para escribir. Celebro mucho que lo emplees para el bien. Tienes una gran dicha. Quienes no te conocen, Santiago, desconocen los tesoros que guardas. Vales mucho. Sigue adelante y colócate entre los grandes, como lo eres tú.

    Me gusta

  2. Estaba en otros asuntos dentro del internet cuando de pronto abrí o moví algo y apareció esta belleza de texto. Lo leí y quedé bastante impresionada. Luego me metí a publicaciones anteriores y quedé sorprendida por la belleza con que escribe el autor y su constancia. Parece un hombre enamorado e incansable, un artista con capacidad para amar. Me dejó un buen sabor y me di cuenta de que no miente, transmite un amor real. Felicidades.

    Me gusta

  3. No había leído tantas cosas tan hermosas sobre el amor. Sólo quiero expresar mi agradecimiento al artista y decirle que lo admiro. Seguido me meto a la página para leer los textos tan extraordinarios. Son una belleza.

    Me gusta

  4. Acabo de leer tan mágica publicación, Santiago. Estaba en mi despacho cuando una amiga me envió un mensaje para avisarme que tenía unos segundos de haber leído algo excepcional. Sin darme más datos me pasó el enlace y después de leer esta publicación me di cuenta de la razón de su entusiasmo al compartirme la obra de un artista tan especial. Es divino lo que escribes, artista. Desde hoy seré una lectora asidua. Felicitaciones hasta donde te encuentres.

    Me gusta

  5. Lo leo y no lo creo porque cómo es posible que un ser humano, en esta época, escriba con esa sensibilidad. Este hombre vale más que el oro. Si yo fuera la fuente de su inspiración, mmmmmmm, no lo dejaría solo un instante porque esta clase de hombres ya no hay y es lo que buscamos muchas mujeres. Precioso lo que escribe este artista.

    Me gusta

  6. Durante los momentos que me doy de receso corro a la computadora para leer y releer estos hermosos textos que se han vuelto mis compañeros. Me hace falta leerlos. Soy adicta a su lectura yo creo por lo hermosos que son.

    Me gusta

  7. Eres un maestro, Santiago. Cómo olvidar lo que escribes si es tan hermoso, queda grabado en el corazón. Gracias por existir porque escritores y artistas como tú son los que embellecen el mundo y le dan otro sentido. Te admiro.

    Me gusta

  8. Escritor, ¿cuantas veces he señalado como inmejorable alguno de sus textos? He perdido la cuenta, y no importa que esta noche lluviosa vuelva a afirmar -Es inmejorable esta publicación. Es hermosa, bellísima-. De pronto, sin razón, me invade una inmensa felicidad imaginar su rostro e identificar esa expresión que describe con arte y ternura, contagiado del sentimiento supremo que mueve el Universo: el amor. Celebro con una gran sonrisa su estado, y suspiro profundamente como si deseara llegar hasta usted y respirar cada exalación suya para contagiarme voluntariamente de lo que usted y su amada sienten. Percibo tan auténtico su texto, que me provoca un deseo inmenso de abrazarlo. De abrazarlo por largo tiempo, tan largo, tan largo, para no soltarlo nunca.

    Me gusta

  9. SANTIAGO ES TAN HERMOSO TU PENSAMIENTO QUE HOY PLASMAS CON LETRAS TAN LINDOS EN EL PAPEL, ES COMO ESCUCHAR TU CORAZÓN , UN SUEÑO SUBLIME ES EL QUE ME INSPIRAS SIEMPRE QUE TE LEO, DIOS TE BENDIGA Y SIGA DÁNDOTE ESA LINDA INSPIRACIÓN, UN ABRAZO ENORME Y UN UNIVERSO DE BESOS.

    Me gusta

  10. Escritor , hermoso texto gracias por contagiarnos de ese sentimiento que nace de ti , de tu amor por esa musa tan especial,
    Quien no quisiera vivir ese contagio? Es maravilloso imaginarlo, vivirlo ha de ser excelso , sublime , como vivir en otra dimensión yo pienso, una felicitación enorme hasta donde te encuentres con tu amor.

    Me gusta

  11. Los textos que escribes son hermosos y llegan al corazón, mueven fibras que un ser humano generalmente desconoce. Claro, eres artista, un escritor muy profundo, con mucho conocimiento. De tus sentimientos e inteligencia no cabe la menor duda. Eres un hombre muy sabio. La duda que tengo es si tu enamorada siente lo mismo o si lo vive con tanta intensidad como tú. Si es así… ¡felicidades! Felicidades porque entonces quiere decir que es un amor muy intenso y eres muy muy correspondido, no lo dudo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s