¿Qué me falta?

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Noté que se sentía orgullosa de ser mujer, y siempre lo demostró con su naturaleza de dama , sus detalles y su sencillez femenina, incluso sin importarle el desprecio de quienes han olvidado la belleza de las flores que resisten el embate de las tormentas y asoman a pesar de los cardos y la hiedra. Emocioné al identificarla y me acerqué a ella para reconocerme y volar a su lado. Feliz el hombre que tiene el amor de una dama

¿Qué me falta? De tu nombre, mirada y perfume he hecho un poema, un relato con las mejores letras; de tu rostro, perfil y silueta he pintado un lienzo, una obra magistral; de tu voz y lenguaje he traducido y plasmado signos que forman parte de un concierto, de una sinfonía cautivante que se funde con los rumores de la vida y el universo; de tus manos he tallado una escultura en mármol de Carrara. Al verme en el espejo, en los charcos que forman las gotas de lluvia, en los lagos, en la nieve y en las estrellas, te he descubierto a mi lado. Al diseñar mi itinerario e inventar mi historia, te he encontrado en los capítulos más bellos e intensos, en las páginas de mi existencia, en el ayer, el hoy y el mañana. Al sumergirme en mis profundidades, te he descubierto en mi morada, en el recinto de mi alma. Ante la caminata de los minutos y las horas, he buscado la manera de entregarte detalles, ofrecerte sorpresas, causar tu alegría y darte el amor más fiel. He prometido construir puentes para unir nuestros sueños e ilusiones con las realidades, el pleno terreno con la eternidad. He dicho, igualmente, que trazaré una escalera hasta los portones del cielo para llevarte a sus jardines y salones, y allí, entre nubes de tonalidades insospechadas, jugar como al principio. He confesado que te amaré siempre, que conquistaré fronteras y escalaré cumbres para ambos, y que emprenderé la odisea más grande para que nuestra historia quede inscrita en la inmortalidad. Eres la musa de mis obras y mi vida. Repaso la lista. ¿Falta algo? Quizá asentar con letras de polvo de luceros, que siempre busqué una dama para materializar mi caballerosidad, alguien irrepetible para compartir la más subyugante historia de amor, un ente femenino, un ser que en su interior tuviera una flama inextinguible y se sintiera orgullosa de ser eso, una mujer auténtica, plena y libre, no una negación de su naturaleza, con un código existencial para su vida terrena y los otros planos. Eres tú. En ti descubrí la otra parte de mí. ¿Falta algo en la lista?

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

22 comentarios en “¿Qué me falta?

  1. ¡Santiago! Esto es hermoso. Te admiro y felicito por tus letras tan hermosas y artísticas y por ese sentimiento tan fuerte que casi nadie tiene. Eres un caballero de las letras y el amor.

    Me gusta

  2. Hermoso texto que rompe con todo lo ya conocido. No había conocido tantos escritos de un solo autor tan emotivos, románticos y bellamente escritos. Felicidades. Tienes todo todo mi reconocimiento porque eres grande.

    Me gusta

  3. Feliz la mujer a la que dedicas estos textos tan poéticos y románticos, Santiago. Enamoran realmente, hechizan, la llevan a uno a zonas de los sentimientos que pocos seres humanos han explorado. Eres un ser fascinante.

    Me gusta

  4. Te sueño Santiago te sueño porque al escribir tan hermoso poco a poco me he enamorado de alguien que solamente imagino y siento en mi corazón y mi imaginación. Derramas mucho amor y con esa forma de escribir llegas al corazón, al menos al mío que sin conocerte siente latir más fuerte, ahora imagino lo que siente la dama que describes en tu escrito.

    Me gusta

  5. Ay, Dios mío, qué historia tan romántica, de verdad me hace vibrar. Lo compartí a mi pareja y a nuestros amigos del grupo, quedaron encantados con este primor de escrito, ay, me hace suspirar.

    Me gusta

  6. Estoy de acuerdo con le lectora Lucía Montero Covarrubias en que todo está dicho, aunque no está de más decir que conforme el autor habla de la célebre y misteriosa musa más despierta el interés de conocerla y saber el quién y el cómo.

    Me gusta

  7. Pocas veces he leído textos tan hermosos como este que sinceramente llegan al alma. Muchas gracias por estar entre tu público y compartirnos estos tesoros, Santiago Galicia Rojon Serrallonga.

    Me gusta

  8. Santiago, disculpe la aseveración pero creo que no le falta nada. Ha abordado en sus poemas de la forma por demás sublime, todos los aspectos que sólo los artistas y elegidos aprecian con fino detalle de aquello que es su pasión. Nos ha presentado con gran discreción elevada, lo incomparable e irrepetible que es para usted la mujer que ama. Y es que, cada vez que lo leo, me queda más claro lo que es el amor puro porque estoy segura, que al escribir con tal delicadeza toda la belleza que nos regala, es porque su musa sintoniza e identifica con usted. Pienso que no podría ser de otra manera. Lo sigo desde hace tiempo y presumo ser lectora testigo de un amor increíble, mágico, puro, único: el de usted y su musa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s