Adagio

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Te amo 

La gente insiste, cuando la encuentro en las calles, en conocer tu identidad. Busca, a hurtadillas, algún indicio en las páginas de mi libreta de apuntes, en las hojas donde anoto los poemas que me inspiras, en los libros que leo, como si tu nombre y tus apellidos estuvieran inscritos a mi alrededor, ligados a los textos literarios, plasmados en las palabras que escribo y pronuncio. Nadie desconoce mi locura. En las plazas, en los cafés al aire libre, en los museos y en los teatros, todos preguntan si existes y hasta sienten curiosidad por conocer tu rostro y tu sonrisa de niña consentida, como te he definido, acaso por llamarte color de mi vida y ángel de mi cielo, probablemente por admitir que me descubro en tu mirada de espejo, quizá por expresar que de tu belleza natural construyo un poema, tal vez por todo. Te he descrito en mis cartas de amor, en mis confesiones diarias, en mi romancero, hasta aceptar que eres mi musa, mi compañera de juegos y la otra parte de mí; sin embargo, hay quienes preguntan por ti y algunos más, en tanto, escudriñan mis palabras y conductas, como si fueras mi invención, mi capricho o mi obsesión. Desean mirar un retrato tuyo, una fotografía o una pintura que te defina o descorra el telón de tus rasgos enigmáticos, leer o escuchar accidentalmente tu nombre y tus apellidos, comprobar que tus manos no necesitan disfrazarse con barnices y que tu rostro y tus ojos no requieren ornamentos artificiales, precisamente porque en estos días de inmediatez casi resulta imposible coincidir con seres etéreos, con criaturas extraordinarias, sublimes e inolvidables. ¿Definiría tu rostro, tus manos y tus ojos, a los que alguna vez, embelesado, compuse mis creaciones literarias, cuando sé que mañana y los días que siguen transitarán a otros ciclos? Quienes hoy preguntan por tu voz, por tu semblante, por tu aspecto, estimulados por la debilidad que produce en la naturaleza humana la curiosidad, ¿estarían dispuestos a amar, después de rendirse la hermosura y la lozanía juvenil ante la caminata de los años, los rasgos tiernos de una ancianidad iluminada por la dicha de una biografía especial? La medida del amor no son la belleza física ni una noche placentera que posteriormente se olvida o sustituye por otros apetitos; es, parece, el sentimiento del que brotan la vida y la luz, la alegría y la fidelidad, la inmediatez y la eternidad, tú y yo. Me encantan tus facciones y el perfume de tu piel, tu cabello y hasta tu estatura; pero me subyuga, cuando visito la morada de tu ser, el resplandor que irradias. Las personas que leen el poemario que me inspiras, el amor que transformo en letra y arte, reconocen en mis obras el canto que hago de ti. No necesitan, si descifran el peso de mis palabras, diccionario ni intérprete, porque te defino con la esencia de un artista enamorado y fiel; no obstante, una vez más describiré los rasgos que me cautivan de ti, la lectura que doy a tu ser, precisamente con la idea de que siempre recuerden tu esencia. El viento sopla implacable y arrastra los rumores de la vida hasta dispersarlos en rutas lejanas. La apariencia física, tan subyugante, es sólo espejismo, instantes, suspiros, porque bastan unos años para que las arrugas y las canas modifiquen el aspecto de un hombre o una mujer, de tal manera que quienes se inclinan ante las sensaciones de la piel. olvidan la belleza y lo excelso del interior. Tu nombre con apellidos, tus ojos y tu perfil los conservo en el relicario de mis sentimientos. El espejo refleja la belleza natural de tus facciones ausentes de maquillaje; tus ojos, en tanto, devuelven la imagen de tu alma. Tus besos me entregan tu sabor, tu mirada me da tu amor y tus manos me ofrecen tus detalles. El susurro de tu voz, cuando hablas, se parece tanto a los murmullos del aire, el mar, la lluvia y el cielo que a veces creo que floto en un sueño mágico, en las fronteras de la imaginación o en los linderos de Dios. Abro el libro de la vida y descubro con alegría e ilusión nuestra historia y tu código existencial. Eres yo. Soy tú. Somos nosotros. Admiro tus detalles, movimientos y dulzura cuando te vistes de dama y actúas como ente femenino; sin embargo, admito que me asombra tu capacidad y me emociona tu éxito en los asuntos del mundo. Tras nuestro reencuentro, aquella ocasión que no olvido, supe que tu risa, tus juegos, tus ilusiones y tu vida son mis días y mis noches, mis anhelos, mi realidad y mis sueños, mi destino y mi historia. ¿Importan tanto tu nombre, tus apellidos, tu apariencia, cuando eres una dama, la niña que se enorgullece de su naturaleza femenina, la mujer con la que uno está dispuesto a seguir el itinerario hacia la inmortalidad? Y eso significa expresar “dichoso el hombre que se une a una mujer y comparte con ella sus sueños y realidades, su historia, su amor, su paso por el mundo y su tránsito a la morada sin final. Esa mujer es la bendición de una estancia en el plano material. Bendito quien se une a ella y comparte a su lado todos sus días existenciales”. Eres diferente y especial, y eso, amada mía, es imposible reproducirlo en una fotografía, observarlo en el reflejo de algún espejo o plasmarlo en un documento. ¿Tendrá sentido revelar tu nombre si resulta más importante resaltar la riqueza de tu interior? Alguien que es capaz de inspirar un poema, un texto romántico, una historia subyugante e irrepetible, es más que un nombre o un retrato, es el amor, es el cielo, eres tú.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

25 comentarios en “Adagio

  1. QUE HERMOSO TEXTO SANTIAGO, TODO ES TAN LINDO Y HACE QUE MIS SUEÑOS VUELEN CON TAN GRANDE IMAGINACIÓN , ES ESCUCHAR TUS PALABRAS AL LEER CADA LETRA, ES ALGO TAN GRANDE LO QUE TUS TEXTOS DESCRIBEN QUE ES POR ESO QUE TE ADMIRO COMO ESCRITOR , Y COMO SER HUMANO CON ESE CORAZON TAN LLENO DE TERNURA ES LO QUE MAS ADMIRO DE TI, DIOS TE BENDIGA Y PERMITA SIGAS SIENDO EN ESENCIA ESA PERSONA ALA QUE ADMIRARE SIEMPRE, UN UNIVERSO DE BESOS.

    Me gusta

  2. Dama, femenina, especial, belleza natural, inspiración y cielo, entre otros conceptos, es una lista que no cualquier mujer reúne. Tu musa es un ser excepcional. Te felicito. Tienes razón al decir que son más importantes los principios que una apariencia física o un nombre. Eres extraordinario.

    Me gusta

  3. De lo más hermoso que he leído acerca del amor. Felicidades al autor que tiene capacidad de crear esta clase de obras y a la mujer que lo inspira. Mi opinión es que deben ser personas muy especiales.

    Me gusta

  4. Qué forma tan bonita de describir y amar a una mujer. Este hombre sí que vale la pena. Seguro que es de esos seres humanos con los que una mujer estaría dispuesta a vivir el amor. Un amor como este no tiene obstáculos porque se siente puro y hermoso.

    Me gusta

  5. Caray, Santiago, tu musa debe sentirse muy amada y feliz, ya nos dijiste que es bella exterior e internamente y que la amarás a pesar de que pasen los años y sea una ancianita, nos dijiste que las fotos después de todo son superfluas porque las apariencias pasan y queda la esencia, qué bello, qué elevado, qué romántico, qué pureza de amor.

    Me gusta

  6. Este escrito es para enmarcarlo y que los hombres lo lean para que aprendan que el verdadero amor no es lo que ellos apetecen y después olvidan, es la pureza de un amor que ve como una radiografía las riquezas internas porque eso es lo que vale.

    Me gusta

  7. Santiago, esto es una joya. Es una obra de amor inigualable e inmejorable llena de sentimientos sublimes del más alto nivel espiritual. Es su ser interior el que escribe, es su yo profundo, es su alma al descubierto quien expresa, sin temor a la censura de quienes viven de apariencias y banalidades, sus sentires y razones más sublimes y genuinos sobre la identidad de su musa. Me emociona al cien y deleita sobremanera leer sus poemas; ha sido una suerte llegar a este blog que sin duda enriquece el alma, que obliga emerger esos sentimientos y emociones que muchos hemos enterrado en el olvido por distraernos en sinrazones. Escritor, su texto me roba un hondo suspiro, me deja una sensación de alegría y emotivo despertar. Admiro y valoro su existencia, mi reconocimiento y respeto para su musa y usted.

    Me gusta

  8. Mientras leo de nuevo este texto Adagio, estoy disfrutando un café delicioso. Es un deleite leer las obras de este escritor Santiago Galicia Rojon Serrallonga.

    Me gusta

  9. Santiago, ¿qué secreto guardas que escribes tan precioso y sabes llegar a lo más hondo de los sentimientos? No sé si te has dado cuenta de la calidad de tus obras, pero son extraordinarias. Te admiro mucho.

    Me gusta

  10. Te imagino un hombre especial, de esa gente que de inmediato se nota diferente y no se olvida. Estoy segura de que eres el hombre ideal para una relación feliz. Gracias por los regalos que nos das a tus lectoras.

    Me gusta

  11. Santiago: todas tus publicaciones me han fascinado y llevado a sensaciones románticas que nunca imaginé, aunque no estén escritas para mí, pero este texto en especial me parece como si fuera la culminación de tu obra, es precioso y nunca había leído algo tan hermoso. Gracias por existir en nuestras vidas y darnos estos regalos que nos conmueven.

    Me gusta

  12. No encuentro peros en estos textos que tan dulcemente nos compartes, escritor Santiago Galicia Rojon Serrallonga. Repito junto con otras lectoras que escribes muy bonito.

    Me gusta

  13. A mí me enamoran estos textos, me hacen soñar e imaginarme al lado de un caballero porque veo y lo constato en cada publicación que están escritos para damas, no para cualquier personita … y eso se agradece al autor porque finalmente hay alguien que compone cosas preciosas no a los apetitos carnales sino al amor, a los sentimientos, a las damas. Gracias, Santiago.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s