El momento presente

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

El único momento que poseemos con certeza es el presente, el inmediato, y pronto se convierte en ayer, en historia, en recuerdo u olvido. Esa fugacidad e inmediatez de la existencia debería de motivarnos a vivir en armonía consigo y los demás, con equilibrio y plenamente. Siempre esperamos que llegue algo grandioso durante los días de nuestras existencias, pero somos incapaces de ser irrepetibles y emprender hazañas extraordinarias. No convertimos nuestros sueños en realidades. Culpamos a los demás, a las circunstancias y al destino de nuestros fracasos y desdicha. Con frecuencia olvidamos que en lo pequeño, en los detalles, se encuentran la felicidad, la belleza y la profundidad; no obstante, existe una inclinación muy fuerte hacia lo pasajero y lo burdo, en creer que los placeres sin amor y la acumulación de riqueza material son sinónimo de dicha, realización y superioridad humana. Muchos se inclinan ante las apariencias físicas de las personas -oh, yo que creí que la primavera de mi existencia sería perenne y ahora siento en mi rostro el invierno crudo, exclaman muchos-, las cosas lujosas y la estulticia, y desdeñan lo elevado y sutil. Evitan el silencio y el encuentro consigo porque temen asomar a las profundidades de sus seres y descubrir ante sí las figuras terribles en que se convirtieron. Tienen miedo de volar libremente y ser auténticos. La felicidad y la vida inician en uno cada instante.  Uno es su propio compañero en la vida porque llega y se marcha solo, y de su frecuencia depende vibrar con otros y formar la luz y dejar huellas indelebles o, al contrario, resbalar a la oscuridad y legar dolor y tristeza. La vida se construye con sentimientos, ideas y actos cotidianos. Lo prodigioso es hacer algo por uno y los demás, dar alegría y aliviar las necesidades de otros, no lucirse estúpidamente con una colección de noches en posadas al lado de placeres ausentes de sentimientos o con la soberbia de tener poder económico y político. La dicha es para todos los días, no para cuando uno viaja u obtiene un bien material, ya que si es lícito el enriquecimiento, podrían no llegar esos anhelos y sí, en cambio, escapar los minutos propicios para ser feliz. El instante actual es el que tenemos para realizarnos plenamente; los otros días pueden o no llegar, sobre todo si no se les busca. Para ser auténticos, libres y dichosos hay que romper las cadenas de la mediocridad, el conformismo y los prejuicios. Es preciso volar alegres, con el resplandor del alma, con los sueños y las realidades. No importa si en el intento se rompen las alas. No es justo desperdiciar la vida en espera de que otros u algo grandioso ocurra. El único momento seguro para ser feliz y trascender es el actual, el presente, que con celeridad se transforma en pasado.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

6 comentarios en “El momento presente

  1. Hola, Santiago: conforme más leo tus textos, como el que acabas de publicar, entiendo la profundidad de tu pensamiento y tu filosofía. Ahora creo conocer la razón por la que muchas veces te sentías incómodo en ambientes en los que nuestros compañeros hablaban de obscenidades, de sus aventuras amorosas y de tantas tonterías. Tú ya estabas en otros planos. Gracias por compartirnos la belleza de tu alma, te lo agradezco con el afecto y la admiración que siempre he tenido por ti y aclaro, con mucho respeto.

    Me gusta

  2. Las cosas que valen la pena y nos hacen felices, no se compran, no tienen precio, todo lo demás es pasajero , con caducidad y no trasciende, totalmente de acuerdo, saludos .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s