Días inolvidables

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Esas horas inolvidables y los años irrepetibles a tu lado, quiero llevarlos conmigo, en ti, contigo, en mí, para agregarlos a nuestra historia y construir un puente que conecte los instantes del mundo con el palpitar de la eternidad

Eres de cristal o de estrella, con nombre de ángel y mirada de espejo que me cautiva y recuerda, con la alegría y emoción de la primera vez, que te amo. Te admiro. Me siento asombrado hasta por el embeleso que me inspiras

Quiero recolectar nuestros días, los minutos de alegría y las horas de juegos y risa, los instantes de silencio, las etapas de paseo y hasta los momentos de quietud y embeleso, las charlas, los detalles, las miradas tiernas, los besos dulces y las cosas que dan sentido a este enamoramiento tan tuyo y mío, para reunirlos en un álbum, en una historia, en burbujas, en un destino. Pienso que los años y los ratos de amor y felicidad son recuperables e indestructibles, aunque a veces parezca que el tiempo los arrebata y desdeña para pedir al viento que los disperse y al olvido que los sepulte. Surgen del interior, y uno, al sentirlos, los repite y los vive. Es la razón, parece, por la que el amor se conecta a los días que siguen, a una eternidad que ya se presiente, al explorar sus rutas, en el interior, en el alma, en ti y en mí. Deseo que los días inolvidables siempre sean nuestros y no queden en el destierro. Uno, cuando se enamora, enlaza, quizá sin percatarse, la vida del mundo con el horizonte sin final, con la eternidad de un cielo que abre sus puertas a aquellos que sueñan y creen en el encanto y la magia de un amor inolvidable, el tuyo y el mío. Quiero, insisto, que nuestros días sean inolvidables.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

 

 

 

18 comentarios en “Días inolvidables

  1. No tengo la fortuna de conocerte, pero eres un amor, escritor. Tus letras mueven mis sentimientos. Gracias a ti por ser tan lindo, Santiago. Es bonito amar de esa manera y hacer de esos días algo inolvidable como lo escribiste.

    Me gusta

  2. Tengo la seguridad de que los días en su compañía deberán ser inolvidables, Escritor; al grado de que el tiempo, vencido por la fortaleza interior de su amor, envuelto en una bendición divina, permitirá que los días inolvidables perduren por la eternidad. Coincido que cuando los momentos de amor y felicidad surgen del interior, los transforma en imborrables. Como siempre, aprecio su tono sublime-amoroso en su texto; sin embargo, en esta ocasión percibo una decidida y enérgica insistencia que me conmueve y aplaudo: que sus días sean inolvidables.
    No me perdonaría pasar desapercibido un sonoro reconocimiento para tan bellísimas dedicatorias con las que inicia su poema, Santiago. Son hermosas y yo, como siempre, suspiro al leerlo.

    Me gusta

  3. A un amor se le ama aunque parezca anticuado y ridículo y eso y más haces tú al escribir textos tan profundos y hermosos, Santiago, pues escribes a la dama que describes con maestría y nos recuerdas que el amor puro es más bello que los arrebatos de quienes únicamente buscan placeres. Gracias por escribir tan hermoso y llegar a nuestros corazones.

    Me gusta

  4. Santiago, escritor, eres dueño de una pluma mágica. Escribes con la magia de un artista y de un hombre que conoce las cosas del alma. Me gusta leer y disfrutar los textos que escribes y compartes. Como lo han expresado algunas lectoras… qué deleite sería conocerte, mirarte producir tus obras y finalmente escucharlas de tu propia boca.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s