Algunas palabras, cuando escribo…

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Una vez que la sentí a mi lado y supe que en mi morada no esperaba a alguien más, la invité a pasar y cerré la puerta a otras posibilidades; entonces abrí las ventanas y saltamos hasta un jardín soleado donde los colores y perfumes de las flores son de amor y alegría. Así descubrimos, aquel día, la fórmula de la inmortalidad

Algunas palabras, cuando escribo, abrazan a otras en las hojas de papel, en el cuaderno de apuntes, como si supieran que una noche estrellada, en una banca y al lado de una fuente, entre árboles corpulentos y flores fragantes, o en el rincón de mi taller de artista, tejo poemas para ti. No serían poéticas mis palabras sin ti ni arte mis obras ante tu ausencia. Guardaría en un relicario las letras, los acentos y la puntuación, en caso de que no existieras, para definirte y utilizarlas al descubrirte conmigo y sentirme contigo. Inventaría tu nombre, tu rostro de niña consentida, tu mirada de espejo, tu estilo. Ensayaría, una y otra vez, al escribir, tu identidad, tu silueta, tus manos, tu risa y hasta tus travesuras y nuestra historia. También agregaría, si sólo te presintiera, un texto que me condujera hasta otras moradas para sustraer el polvo que te hace diferente, la esencia que te mueve, la luz que te ilumina, y trazaría, para besarte y llevar eternamente tu sabor y tu fragancia, la ruta a tu interior, hasta mirarte a mi lado y sentir el hálito de la vida, la sensación de volar plenos y la emoción de amar. Escribo feliz porque no tengo que buscar más tu presencia al ser mi musa, la dama de mi espíritu de caballero, el amor de un artista. Amo de ti tu esencia, tus ojos, los latidos de tu corazón, tu belleza, tus ocurrencias. Miro en mi interior y te percibo en mí; escudriño en lo más insondable de ti y me encuentro. Oigo, al caminar en mi senda y escribir las letras que se abrazan en la libreta de anotaciones, los murmullos del universo, la sinfonía de la vida, el encanto de tu voz al amarme  y los rumores de una historia inolvidable que solamente espera que tú y yo, inspirados, la bordemos con el enamoramiento de dos niños juguetones.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

9 comentarios en “Algunas palabras, cuando escribo…

  1. Es un bello texto, Escritor. La delicadeza y el refinado sentido con el que concede privilegio de su amor a su musa me conmueve profundamente. Es cierto, no puede ser de otra manera. Es una fortuna coincidir con la persona indicada, esa persona que sólo el alma identifica, la reconoce. Imposible seguir en búsqueda simplemente porque se han encontrado y todo lo que se espera se encuentra en ese ser. Como siempre, agradezco todos los sentimientos y emociones que nos transmite su obra. Amorosa dedicatoria, Santiago.

    Me gusta

  2. Pero qué escrito tan sentido, es hermoso, lo que se llama hermoso, creo que dedicado a una mujer que es todo para el escritor, qué lindo es, lleno de romanticismo.

    Me gusta

  3. QUE HERMOSO SANTIAGO , ES LEERTE Y SOÑAR CON ESE AMOR SUBLIME QUE NACE DE UNA MIRADA DE UN TIERNO ABRAZO Y PERDURA POR SIEMPRE AUN EN MUCHAS VIDAS , SIEMPRE ME SORPRENDES CON CADA TEXTO CON CADA LETRA, TE ADMIRO POR ESE CORAZON TAN LLENO DE AMOR, QUE DIOS TE BENDIGA UN UNIVERSO DE BESOS.

    Me gusta

Responder a Meche Zapata R. Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s