Admiración

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Es una fórmula mágica que consiste en experimentar admiración por ti, asombrarme hasta de mi emoción al estar contigo o escribirte un poema y sentirme enamorado todos los días. Me siento conmovido al unir, en este momento, las letras, las palabras, como tú y yo cuando hacemos de este amor una locura   

Siento admiración hasta de mi embeleso cuando estoy contigo, de mi forma de mirarte y del asombro y la emoción que me provocas al transformar los momentos en detalles, las burbujas en ilusiones, la existencia en sueños y las quimeras en vida. Me conmueve escuchar tus palabras, tu respiración, los latidos de tu corazón y las voces de tu alma cuando te abrazo; pero también la brillantez de tus ojos al reflejarme, la fragancia de tu ser al acercarme a ti y tu sabor al besarte. Emociono al sentirme caballero de una dama, al pronunciar tu nombre, al tomar tu mano, al compartir trozos de vida y tiempo, al soñarte. Quedo fascinado al sentirte mi musa, el color de mi vida, el palpitar de mi cielo y la protagonista de mi historia. Me sorprende que tengas tanto de mí y yo de ti, que te envuelva un hálito femenino y que tu ruta sea la misma que sigo. Asombro al descubrirte conmigo en las horas de silencio, en las estrellas que alumbran el firmamento, al sumergirme en las profundidades de mi ser, al asomar al espejo, a la ventana o a un charco. Todo me cautiva de ti, incluidas tu biografía y las huellas que dejas al caminar en la arena, a la orilla del mar, y que el oleaje cubre con su espuma para llevarlas a fronteras insospechadas con el objetivo de que otros, al distinguirlas, sepan que hay una senda al mundo del ensueño, la alegría y el amor. Cada día descubro algo nuevo en ti y es, precisamente, cuando experimento sorpresa. No obstante, mi mayor asombro es saber que eres yo y soy tú sin perder identidad, que unas veces estamos en el mundo y otras en el cielo y que me amas como lo soñé un día, cuando me mecía con una niña en los jardines de la primavera. Me admiro hasta del asombro y la emoción que siento al mirarte y estar contigo, al consumir mis días contigo, al vivirte y soñarte, al saber que eres yo y soy tú.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

17 comentarios en “Admiración

  1. Mi opinión es que de verdad estás enamorado escritor al decir que te asombra todo lo que es la mujer que amas. Me agradó tu forma de abordarlo.

    Me gusta

  2. Esta forma de sorprenderse de una mujer y amarla con ese estilo…sí que es locura y algo bello, casi inisual porque las relaciones de ahora parecen desechables igual que un refresco o un pastel hasta que la gente se engolosina, pero este escrito es algo puro y hermoso que va hacia sentimientos superiores.

    Me gusta

  3. Por algo Dios hizo a los artistas. Son los que alumbran este mundo en que la gente arrebata, ambiciona y pelea. Ellos traen luz. Santiago, si Dios calificara a los seres humanos por lo que escriben, ya tendrías ganado el cielo. Es bello, bello.

    Me gusta

  4. Santiago, que hermoso de verdad, tu musa ha de ser muy muy feliz, y yo me conformo con sentir admiración por este amor entre ambos, este amor único es sublime y hermoso, saludos Artista.

    Me gusta

  5. Quién no siente envidia por esa musa tan dichosa que recibe estos regalos literarios, pero nosotras somos lectoras que tenemos el privilegio de disfrutar la belleza de textos inspiradores escritos creo yo con el alma y los sentimientos.

    Me gusta

  6. Textos tan bellos son dignos de un escritor tan talentoso, un caballero y una dama son dignos de un amor hermoso e interminable, Aplaudo y admiro tu obra, Santiago.

    Me gusta

  7. “Me sorprende que tengas tanto de mí y yo de ti…que tu ruta sea la misma que sigo…mi mayor asombro es saber que eres yo y soy tú sin perder identidad…que me amas como lo soñé un día…Me admiro…saber que eres yo y soy tú.” ¿Pueden existir confesiones más sublimes, Escritor? Santiago, habla con el corazón, es lo admirable en usted. Vivimos en una sociedad invadida por el miedo a expresar lo que en verdad sentimos, en tanto más fuerte y grande la coraza que aísla nuestro ser interior, más fríos e indiferentes somos. Me puede encantar su sinceridad; sin embargo, me conmueve la valentía con la que consiente a su corazón y alma. Es un texto grandioso, sensible, con una dedicatoria por demás sublime que dejar ver con claridad lo mucho que ama a su musa.

    Me gusta

  8. Las tuyas, Santiago, son lecturas que se disfrutan por la calidad con que están escritas, por su romanticismo puro, por la limpieza de tu lenguaje y de tus ideas y por la vehemencia de artista que aplicas al escribir. Te leo y releo y me doy cuenta de tres cosas, tu espiritualidad, tu capacidad intelectual y tu espíritu de artista. Eres un romántico y se nota que tienes el deseo de vivirlo siempre con buenas intenciones y sin dobleces. Eso es para admirarse.

    Me gusta

  9. Tu musa es privilegiada al inspirar y recibir estos textos que no a cualquier mujer se le escriben, como tú lo eres al tener el amor que, como describes, es especial. Esa dicha no la tiene cualquier persona, es una gracia de Dios que un hombre y una mujer se encuentren en un mundo tan materialista y se entreguen ese amor tan grande, capaz de hacer muchas cosas hermosas. Felicidades.

    Me gusta

Responder a Lucia Montero Covarrubias Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s