Al escribir para ti

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Soy escritor y caminante. Escribo para ti caminos subyugantes y ando contigo por capítulos que tienen una dirección, una ruta, porque quiero ofrecerte un regalo, la perpetuidad de un amor, la sonrisa de una alegría, los capítulos de una historia inagotable y la entrada a un cielo sin final 

No es, en mi arte, que las letras anden perdidas en el papel ni que se sientan forasteras o náufragas. Es que busco su encanto, la armonía y el equilibrio de cada una al abrazarse, para unirlas en un matrimonio literario que resalte mi amor por ti. Guardo los acentos, las diéresis, los puntos, las comas y los signos de admiración e interrogación para coronar las palabras que te escribo y así transformarlas en ramilletes de flores con tu nombre y tus apellidos. Recolecto, entre las formas del abecedario, grafemas capaces de formar palabras bellas y dulces, poemas mágicos y cautivantes, textos que aceleren los latidos de tu corazón y te hagan sentir dama, musa y ángel. Escribo durante un minuto y otro, como si presintiera que los días de la vida son demasiado breves como para esperar el encanto de una mañana con copos de nieve en un bosque de coníferas, de una tarde con gotas de lluvia o de una noche de estrellas para regalarte el ensueño del romanticismo, el prodigio de un amor fiel y puro. Tejo, en mi buhardilla, letras y palabras que anoto para más tarde disolverlas en polvo y entregarlas al viento con la intención de que las traslade hasta la ventana de tu habitación. Escribo inspirado en ti, en la musa que eres de mis obras, en el color que pareces de mi vida, en la melodía que prometes en el cielo, en el amor que siento y es mi delirio. Cuento las letras del abecedario en un oleaje esmeralda y jade que me lleva a rincones submarinos con siluetas y tonalidades de ensueño y a un firmamento sin final que me conduce a luceros resplandecientes como tu mirada. Hago poemas, fundo letras y creo textos que las ráfagas de aire convierten en burbujas diáfanas, en sentimientos, en alegría, en sueños y en vida. A veces, cuando sigo mi ruta interior y te encuentro en la morada que compartimos, escucho los rumores del silencio, el eco de tu voz, los susurros de Dios, porque todo, en el amor, es real si uno sueña y cree en los milagros y en la dicha. Veo, al escribir, tu identidad, tu rostro, tu sonrisa, tus detalles femeninos, tu mirada. Escribo para ti con amor y pasión, tomo las letras y las inserto en el cuaderno, en la forja, hasta elaborar una obra que te haga sentir musa envuelta en los sentimientos que destilo. Sueño en la existencia y vivo las quimeras y las ilusiones porque unas y otras son tan parecidas al día y a la noche, al sol y a la luna, que las traduzco para ti con la idea de que sepas que te ofrezco un amor sin final y la promesa de ser muy feliz. Tengo la ilusión, al escribir, de desarticular los engranajes del reloj, desmantelar sus manecillas y su péndulo, para borrar las huellas y los vestigios del tiempo, retirar la hojarasca de los minutos y ofrecerte el regalo de la eternidad. Imagino, al colocar letras en mi libreta, que el espacio que en ocasiones separa a la gente, es una plana cuadriculada que puedo borrar con mi goma de artista para andar siempre a tu lado. Escribir para ti es dedicarte mi mirada, mis rumores y mi silencio, mi barca y mi rumbo. Ilusionado, al escribirte, coloco escalones al cielo, disperso pétalos fragantes y policromados en tu sendero. Gozo al armar mi arte, al elaborar mis obras, quizá porque intuyo que al leerlas sentirás emoción y descubrirás, finalmente, que tú y yo somos nosotros y que existe un secreto para amarte aquí, en el mundo, y en el pulso de un hálito eterno. No es que olvide las letras al depositarlas en las páginas en blanco, es que prefiero que se acomoden conforme tú y yo escribimos nuestra historia. Agradezco, al apagar una noche la lámpara de mi taller de escritor y asomar a la pinacoteca celeste, el perfume de tu rostro, el sabor de tus labios, el color de tu amor. Es innegable que al escribirte, compruebo que cada día me siento enamorado de ti y hasta me admiro y sorprendo, con alegría y emoción, de que siempre descubro algo nuevo que me fascina y hace sentir tú en un yo muy nuestro. Todavía, lo admito, experimento la emoción, alegría e ilusión de la primera vez, cuando confesé sentirme cautivado y enamorado de ti y pronuncié, embelesado, “te amo”. Oculto en mi estudio, en mi buhardilla de escritor, entre libros y papeles, libero las letras del abecedario con el objetivo de que se abracen, enamoradas, hasta formar palabras, textos y poemas que me lleven a ti. Musa, amor de mi vida, tú de mi yo, tonalidad de mi cielo, apareces en mis páginas y bolígrafos cuando escribo, haces el ambiente de mi desván de artista, permaneces en un mí que me recuerda tanto un tú, como octavas de un piano mágico que toca el más excelso de los conciertos. Amo, al escribirte, a la mujer que eres, a la dama que hay en tu interior, a la musa que percibo al inspirarme, al yo que siento en ti, al tú que existe en mí.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

18 comentarios en “Al escribir para ti

  1. Escritor mío me siento demasiado niña para que me ames y cada día que pasa es de dolor y tristeza para mí y más porque yo he esperado que quieras conocerme y me escribas a mi correo que dejo anotado cada vez que te mando mensaje y nada, pero leo lo que dicen algunas mujeres que deben de ser mayores que yo y con más experiencia que yo para decir lo que sienten porque yo solamente he dicho lo que siento y que soy una joven universitaria muy triste que quiere y sueña entregarte su juventud y estar contigo. Escribe a mi correo para conocernos y entregarte el encanto y la pureza de una chica joven que te sueña desde que te leyó desde la primera vez que encontré tus escritos.

    Me gusta

  2. Es tan hermoso que fueron muchos los suspiros que inspiraste en mi.
    Con todo respeto, si a mi me escribieran eso, se derretiria mi corazón.
    Hermosa tu dedicatoria y no dudo ni tantito que tus textos enamoran a tu musa y logran acelerar el ritmo de su corazón tanto por la emoción como por los sentimientos que comparten.
    Sé que ella, tu musa es quien te inspira y tu le ofreces este amor sin final que viven intensamente fiel y sincero, Felicidades artista.

    Me gusta

  3. Inmejorable. Reconozco conmover mi ser al grado de robarme unas lágrimas, Escritor. Mis dedos sobre el teclado esperan, sin prisa, la recuperación del pensamiento y del corazón que permita expresar gratitud por el estado emocional en el que me deja la lectura de su texto. Disculpe, deseo darle un cálido y prolongado abrazo simplemente por tanto. Bellísima publicación. Sublime dedicatoria. Atesoradas expresiones de amor. Es un deleite. Dígame, Santiago, ¿qué decide su “Me gusta”?

    Le gusta a 2 personas

  4. SANTIAGO ERES EL MAS GRANDE ESCRITOR AL CUAL ADMIRO EN MI EMBELESO, PUES CADA QUE LEO UN TEXTO TUYO ES UNA EMOCIÓN ENORME ES TRANSPORTARME A OTRO MUNDO DONDE PUEDO ESCUCHAR TUS PALABRAS CON VERLAS ESCRITAS , PUEDO VER CADA PAISAJE ACOMPAÑADA DE DEL CABALLERO DE LAS LETRAS COMO LO ERES TU, DIOS TE BENDIGA PERMITA QUE ESE AMOR QUE PLASMAS EN TUS TEXTOS NUNCA SE CANSE DE EXPRESARSE TAN MARAVILLOSAMENTE EN TU CORAZÓN, UN UNIVERSO DE BESOS.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s