Recuerdo de aquel amor

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Un amor, salva. Un amor, conduce a la eternidad. Un amor, pronuncia tu nombre y el mío en algún paraje del alma y el cielo

Cuando alguien, a cierta hora y en determinada fecha, descubra los pétalos secos de una rosa blanca entre las páginas amarillentas y quebradizas de un libro o alguna carta doblada y fielmente depositada en un baúl de secretos, percibirá el aliento y el recuerdo de aquel amor que le parecerá de ensueño. Un amor, es cierto, que siempre quedará entre tú y yo, en ti y en mí, con toda su esencia, acompañado de los días que vivimos en el mundo, de los juegos y las risas que compartimos, de los sueños que diseñamos, de los capítulos que protagonizamos, con sus luces y sombras, con el sí y el no de la existencia, con el compás de sus sonidos y silencios. Tengo la certeza de que el amor que hoy transformamos en alegría, encanto, prodigio e ilusión, alguna vez será la historia de un idilio que tras superar las pruebas de la finitud, traspasará las fronteras sutiles y se prolongará en la eternidad. Y es que un amor, cuando es como el nuestro, viene de la luz, alumbra la estancia temporal y retorna a su morada sin final. Alguien, en otro tiempo, abrazará con emoción el libro con la rosa y la carta con el poema, hasta derramar lágrimas al percibir los ecos y el palpitar ya distantes de la locura de nuestro amor convertida en dicha, sueños, detalles, promesas, vivencias e ilusiones. Los fragmentos y las huellas que tú y yo hemos dejado en nuestro camino, serán constancia de lo que algunos, a una hora y otra de mañana, definirán como el recuerdo de aquel amor. Tú y yo, entonces, pasearemos por los rincones de una morada etérea e iluminada por el amor que da luz y sentido a la vida y al universo. El recuerdo de aquel amor será el pulso del romance que hoy compartimos en el mundo y que más tarde, en la ancianidad, al ya no abrir más los ojos, arrullarnos en el sueño y despertar de nuevo, propiciará que tomados de las manos, giremos alegres y miremos de frente el rostro de la inmortalidad. Mi padre me enseñó a ser caballero y mi madre me aconsejó que el día que te descubriera en mi camino, te amara fielmente, como el tesoro del alma, porque eso, color de mi vida, es lo que provoca el retorno a un paraíso que se cree perdido.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

10 comentarios en “Recuerdo de aquel amor

  1. Eres incomparable como escritor, Santiago Galicia Rojon, pues escribes con una magia que nos envuelve como lectores hasta sentir que vibramos con lo que dices. Gracias por escribir tan bonito y compartirnos tus letras.

    Me gusta

  2. Por primera vez entro a este blog y me doy cuenta de que vale la pena, ya que me emocioné con los escritos aquí publicados y me encantaron tanto que casi dediqué dos horas a leer varios. Me siento emocionada. Felicidades al autor.

    Me gusta

  3. Escritor, me ausenté unos días y me encuentro con tres hermosos textos que dejan el corazón en estado inmejorable de aceleración y emoción, y el pensamiento en shock con riesgo catatónico por tanta belleza. Coincido con usted en el sensible impacto del nombre de la persona amada ¿Será acaso porque descubrimos que nuestro mundo cambió al conocerla?, ¿Será porque a tenerla en el corazón y en el pensamiento el color de la vida es luminoso y su canto dulce armonía?, ¿Será porque al sentir sus cariños nos sentimos inmensamente felices y al mirar nuestro reflejo en sus ojos sabemos que estamos dentro muy dentro de su ser?, ¿Será porque a partir de ese momento y con el beso más dulce, reconocemos que no hay marcha atrás, que de ahí somos y ahí nos quedaremos?, ¿Será porque al sentir su abrazo y su corazón latir al unísono del nuestro encontramos el compás perfecto del baile en la enorme pista denominada vida?

    Me encanta su obra, Escritor. Me encanta por todo lo que logra hacerme sentir y reflexionar. Es usted un ser inmenso y grandioso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s