La soledad

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Nunca llores por la soledad. Tú vales. Eres luz. El mundo se entretiene con los destellos artificiales de los reflectores y teme al silencio y a la soledad, quizá porque evita encontrarse consigo, con su verdadero yo sin máscaras, o tal vez como consecuencia de que a incontables hombres y mujeres les enseñaron a comportarse igual que muñecos de aparador, maniquíes de moda temporal, ausentes de ideas y sentimientos, y sólo anhelan vivir el momento pasajero sin construir puentes y caminos ni dejar huellas indelebles. Más tarde, al caer la noche y descender las cortinas, llegan la desolación y el miedo por deambular entre sombras. Tienes la ventaja de ser de otra arcilla y alumbrar tus días con la luz de tu interior. Nunca renuncies a esa fuente porque es la que te lleva contigo y al encuentro de la inmortalidad. Esa luz, la del ser, vale más que la de los reflectores del mundo. Sé la luz, no la sombra; busca la iluminación que viene del interior, no la que se encuentra en los aparadores del mundo.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

6 comentarios en “La soledad

  1. GRAN VERDAD SANTIAGO, EL ESTAR SOLO SIN ALGUIEN AL LADO MUCHOS LE TEMEN Y LLAMAN SOLEDAD, Y NO ES ASI HAY TANTO QUE SE PUEDE HACER , SE PUEDE PENSAR Y DISFRUTAR , NO HAY QUE ESTAR CON ALGUIEN PARA SENTIRSE ACOMPAÑADO POR ESO SE ESTABLECEN VÍNCULOS CON LA FAMILIA LOS AMIGOS Y Y SE LLENA EL CORAZON DE AMOR QUE AL ESTAR SOLO NO SE SIENTE SOLEDAD SINO UN TIEMPO PARA UNO MISMO Y PLANEAR UN SIN FIN DE COSAS, REFLEXIONAR SOBRE OTRAS , QUE DIOS TE BENDIGA UN UNIVERSO DE BESOS.

    Me gusta

  2. La luz que proviene del interior, es la fuente que te lleva contigo mismo y al encuentro de la inmortalidad.
    Eso es todo, lo más importante.
    FELICITACIONES, MIS RESPETOS SR ESCRITOR.

    Me gusta

  3. Hola Santiago, me gustó mucho este post. Aquí comparto un texto breve que escribí hace algún tiempo y tiene que ver mucho con la soledad:

    Cada quien es un mundo. A mi me asusta. Uno podría imaginarse como árbol, con raíces profundas y personas que te cuiden. Uno podría imaginarse ayudando a otros con su sombra y lo demás. ¿Pero ser una isla? Quizá a usted le agrade. Yo tiro piñazos al aire de solo pensar en la posibilidad. El agua, el agua por todas partes, el agua y la soledad, la maldita soledad que hiere a lo interno, a lo más importante… el agua, la soledad.

    Le gusta a 1 persona

Responder a Mirna Téllez Basurto Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s