Días mágicos

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Un amor mágico, ilumina la ruta a la morada. De ninguna manera podría ser infiel, artificial e incierto quien se enamora durante sus horas de temporalidad con la idea de amar con mayor plenitud en la eternidad. Se trata, en el amor, de que cada día sea mágico y de especial encanto

Quiero correr por las calzadas de los jardines, entre árboles y flores, para encontrarme de frente contigo, alegre e ilusionada, con tu vestido y tus zapatillas de dama, cargarte y girar hasta caer sonrientes al pasto y sentir así el pulso del mundo y percibir los aromas que exhalan los poros de la tierra. Deseo caminar a tu lado hasta una fuente con la idea de tomar tus manos, unirlas con delicadeza e introducirlas al agua para contener incontables gotas entre tus palmas y tus dedos y soplar dulce y suavemente con la intención de convertirlas en flores, pétalos y mariposas sutiles. Pretendo que juntos abracemos un árbol para sentir el palpitar de la vida, mirar la caída de sus hojas y escuchar el crujido de sus ramas al balancearse, lenguaje, al fin, de la naturaleza, voz que enseña a experimentar en armonía, con equilibrio y plenamente cada instante de la existencia, con sus luces y sombras. Tengo la idea de que escuchemos, abrazados desde el silencio de nuestras almas, los rumores del viento, el lenguaje de Dios, para comprender que el amor y la vida son para experimentarlos en el momento presente que con celeridad se convierte en ayer, porque el minuto próximo es incierto. Quiero jugar y sonreír contigo, consentirte, llevar tu sabor, ser tú y que te vuelvas yo sin perder nuestra esencia, cubrir las horas de tu vida con detalles, admirarte y sorprenderme con tu estilo especial, hacerte muy feliz y remar hasta la orilla del cielo para zambullirnos en las aguas de la eternidad. Deseo mirar nuestros reflejos en un charco de agua, en los cristales de los aparadores y en un espejo y otro; andar por el jardín y recorrer el mundo en caminatas inolvidables, en un vapor por el mar, en algún ferrocarril, en un velero o en una lancha; abrazarte para fundirnos en un amor luminoso y mezclar nuestras lágrimas de alegría y consolar y secar las de tristeza; permanecer en casa y compartir momentos irrepetibles con la dama que eres; sabernos uno con dos identidades y volar plenos por el aire, entre el turquesa y jade del océano y el azul del cielo, hasta el horizonte, donde asoma el sol dorado. Intento compartirte la fórmula de la inmortalidad para amarte ahora y mañana, aquí y allá, y convertir nuestros instantes en días mágicos.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

12 comentarios en “Días mágicos

  1. Santiago, posees un talento extraordinario de artista. Noto que eres un hombre distinto a la mayoría y eso, autor querido, te da un valor como no tienes idea. Se siente en tus textos que eres especial.

    Le gusta a 1 persona

    • Agradezco y valoro tu comentario, el cual me estimula a tener mayor calidad cada día. Soy tu seguidor y ten la certeza de que también disfruto lo que escribes y compartes para nosotros, tus lectores. Siempre dejas un especial encanto. Saludos y un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s