Un día cualquiera…

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Contigo, todos los instantes parecen especiales y mágicos

Un día cualquiera -el que sea-, renuncia al anonimato cuando alguien -tú y yo- lo hace especial e inolvidable. Una hora, igual a tantas que naufragan en la inmensidad del tiempo, queda inscrita en la memoria al darle un encanto. Un minuto fugaz es rescatado de la amnesia cuando por algún motivo tiene un significado. Una fecha abandona la monotonía del calendario a partir de que posee un sentido real y se le retiene por ser recuerdo cautivante. Una mañana no se vuelve tarde ni un ocaso se vuelca en aurora cuando se les enmarca por ser tan dulces y sutiles. Aquel momento de nuestro primer encuentro, nunca resbalará ni se hundirá en la desmemoria porque pertenece a los dos, a ti y a mí. Pulsa en nosotros. Un día cualquiera aparece en el almanaque y uno, por alguna circunstancia, lo inmortaliza, como el minuto en que, arrobado, contemplé tu mirada de espejo y confesé, alegre e ilusionado, que me gustas y te amo. Un día cualquiera, musa mía, puede ser hoy o mañana; pero la magia, el hechizo, el encanto, uno se lo da desde el alma y los sentimientos.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

12 comentarios en “Un día cualquiera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s