Asunto de educación

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Si el sistema educativo mexicano hubiera impartido clases de historia ausentes de mentiras y personajes convertidos en ángeles o en demonios, según los intereses de la clase política, la sociedad tendría memoria y no repetiría, en consecuencia, los mismos errores que hoy están destruyendo al país. Si los planes de estudio incorporaran la ciencia no como barniz, sino en su sentido real, con un contenido auténtico, a nadie, en México, se le ocurriría construir un tren en una selva ni en invertir una fortuna en la construcción de una refinería, cuando la naturaleza es asfixiada y existen otras alternativas de combustible. La gente utilizaría menos los automóviles y no desperdiciaría agua ni contaminaría. Incluso, si la ciencia se inculcara en la infancia y la juventud del mundo, algunos mandatarios serían menos necios y estúpidos y entenderían que el calentamiento global no es un juego. Muchos ya hubieran presionado a nivel internacional para combatir el fuego en el Amazonas y superar discusiones estériles. Si los programas educativos contemplaran el estudio del civismo, las personas se respetarían, el ejercicio de las profesiones sería más ético y los gobernantes y las sociedades actuarían con honestidad, respeto, justicia y responsabilidad.

Derechos reservados conforme la ley/ Copyright

3 comentarios en “Asunto de educación

Responder a Lydia Potter Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s