Llegué a ti

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

De esos sueños que de pronto surgen en la noche

Traté de llegar a ti, completo y no en pedazos, porque siempre intuí que en alguna parte tuya estaban los trozos que me faltaban. Intenté dibujar alegría y sonrisas en tus labios, en tu rostro, ausentes de maquillajes, porque mi idea fue caminar y volar a tu lado, mojarnos durante la lluvia, arrojarnos copos de nieve, trazar nuestros nombres con apellidos en la arena de la playa, salpicarnos gotas de las fuentes, perdernos entre la niebla, probar helados y deleitarnos con queso, pan y vino en un bote de remos, en la terraza de un restaurante o en la montaña, entre rumores y silencios. Mi plan era jugar al amor y a la vida, y por qué no, cargarte una mañana primaveral, perseguirnos por el césped y finalmente caer en el más hermoso de los escenarios, es decir saltar del mundo al paraíso, al cielo infinito, a la luz. Quise presentarme ante ti sin máscaras, con un canasto pletórico de detalles, sentimientos, ilusiones, sueños, promesas, realidades e ideas; pero llegué cargado, también, con una historia intensa, igual que el navegante desembarca maltrecho en el puerto, con una trayectoria épica que unas veces ayuda y en ocasiones, no lo niego, estorba. Acudí a ti desgarrado por la caminata, por las vicisitudes de la travesía, por las flores y los cardos que encontré a mi paso, con los triunfos y las derrotas que saboreé. Mi objetivo fue alcanzar el furgón en que viajabas cómodamente, no con la finalidad de lastimarte con mi biografía de artista, aventurero y criatura amurallada y extraña, y menos con el propósito de incomodarte con las llagas que marcan a cada hombre y mujer que se atreven a desentrañar la existencia y probarla cada instante, y así fue como me adelanté y llegué a una estación desolada y fría para salir a tu encuentro. Llevaba conmigo una maleta repleta de historias y cosas, quizá despedazada por los naufragios y las tormentas, con el regalo de una vida de amor y alegría para ti, porque he sido príncipe y mendigo y sé, por lo mismo, que la existencia se compone de instantes que se van y no vuelven, y hay que experimentarla feliz y plenamente. Crucé mares una y otra noche de tormenta, deambulé por desiertos, descendí a precipicios insondables, naufragué, hundí los pies en el barro, prendí fogatas, me sumergí en océanos profundos, penetré a minas escondidas e insospechadas, escalé cumbres y caminé incansable, sin importar que el piso fuera caliente o helado y la cama blanda o dura, en pantanos y sobre senderos cubiertos de pétalos fragantes y tersos. Conocí el día y la noche. Me aproximé a ti, roto por la excursión, con mis luces y sombras, con lo que soy y tengo, y la invitación para amarte aquí y allá, convertirnos en arcilla y en esencia, emprender el vuelo y protagonizar una historia bella, irrepetible, mágica e inolvidable. Fue mi sueño, mi vida, mi historia, mi ilusión; mas llegué a ti cuando el viento otoñal de la tarde soplaba tan fuerte que arrebató mis palabras y desvaneció mis sentimientos. Aún me preguntó en qué estación te encontrarás y si serás dichosa al respirar mi ausencia. Sé que en ti hay un tanto de mí y que yo conservo mucho de tu ser y tu esencia. Ahora qué hago, me pregunto, si al mirar los colores, respirar los perfumes y saborear la dulzura y amargura de las horas necesito mis sentidos. Tú los tienes. Algo de mí hay en ti y mucho tuyo conservo y siento en mi pulso. Llegué a ti, fragmentado, con una biografía intensa y lo que soy, con la idea de que siempre has conservado mucho de mí, mi faltante, y que así, como lo sueño contigo, inician las grandes historias.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

6 comentarios en “Llegué a ti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s