Me pregunto si hay una hora para soñar

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Me pregunto si hoy te expresé mi amor

Me pregunto si hay una hora para soñar. Y lo pregunto porque te siento conmigo al anochecer, junto a mi almohada, en esas fantasías e imágenes que parecen tan reales cuando uno duerme, y también al amanecer, al estar despierto. Me pregunto si sueño al vivir, al estar contigo, a cualquier hora de la mañana o la tarde, cuando el sol alumbra la campiña y el horizonte, o mientras llueve y las gotas deslizan por los cristales de las ventanas. Me pregunto si eres tan real en mis sueños porque te siento, te escucho, te abrazo. Me pregunto si el tiempo existe en otros planos, en paraísos distantes, porque deseo permanecer contigo sin abrir paréntesis, ausentes de lapsos de espera, ajenos a manecillas, péndulos y almanaques. Me pregunto si eres una de las estrellas que admiro y cuento a una hora de la noche, cuando la pinacoteca celeste reaparece cargada de luceros. Me pregunto si apareces sutilmente, a cierta hora, en mi taller de artista, con atuendo de musa, mientras escribo mis historias y poemas. Me pregunto, al leer mis obras, si me las inspiras. Me pregunto una y otra vez, aquí y allá, si eres ángel y musa, dama y mujer, tú y yo. Me pregunto si tu nombre es el que aparece en la historia de mi vida. Y lo pregunto porque hasta en los sueños me pareces tan bella y real. Me pregunto si Dios decretó que vivamos la locura de este amor. Me pregunto si eres flor y árbol, ave y lluvia, arena y nube, carbón y diamante, oleaje turquesa y cielo azul, hoja y río, porque te siento en todo, hasta en el tronco que abrazo y en el barro donde hundo mis pies. Me pregunto si eres arcilla y esencia. Me pregunto si eres tú y yo. Y lo pregunto porque en tu nombre me identifico y en el mío te descubro. Me pregunto si este día, como los otros que se fugaron, ya te confesé mi amor.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

6 comentarios en “Me pregunto si hay una hora para soñar

  1. Escritor, su texto es sublime como la fragancia que despide una flor; como el latido que provoca ese tema musical entrañable. Como ese recuerdo de una tarde de compañía con el amor. Es bello, bello.

    Le gusta a 1 persona

  2. Amores reales, amores soñados, qué más da, si es amar con la intensidad del fulgor dorado.
    Querido Santiago esos amores de película de ensueño que relatas, son los más bellos, sinceros y sanos que un alma puede sentir.
    Es una gran belleza leerte.
    Un abrazo y gracias por deleitarnos con las maravillosas letras que dejas impresas en mis pupilas.
    Feliz sábado🌹

    Le gusta a 2 personas

  3. Leerte es un placer , es soñar con ese sentimiento noble, sutil. Suspirar y acariciar lo inalcanzable, el sentimiento más puro y anhelado, me dejas suspirando, eres genial , saludos.

    Le gusta a 2 personas

Responder a santiagogaliciarojonserrallonga Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s