Que nadie los impresione

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Es grato el buen estilo. Agrada una buena presencia. Y si a la belleza física y al refinamiento se le agregan sencillez, autenticidad, valores y sentido común, mayor es el encanto…

Que nadie los impresione con la apariencia de su rostro ni con las formas de su cuerpo, y menos con su fortuna material o su poder. Quien pretende cautivar a otro ser humano por medio del aspecto físico, la riqueza material o el poder que ejerce en los demás, es tan miserable, fatuo y pobre que requiere apariencias y superficialidades pasajeras como modus operandi. Aquellos que se sienten atraídos y seducidos por una cara encantadora o un cuerpo hermoso y olvidan la educación, los valores, la autenticidad, los sentimientos nobles y el sentido común, condenan los días de sus existencias a permanecer al lado de gente engreída y vacía que, igual que ellos, una y otra vez asomarán al espejo para contemplar sus figuras, enamorarse de sí y sentir fascinación, hasta un día descubrir su cabello encanecido y su piel marchita cual signos de envejecimiento y caducidad. Si la belleza física no es acompañada de educación, sentimientos positivos y madurez, el hombre o la mujer con tales atributos simplemente será un maniquí, una figura de aparador, un muñeco de colección. La cáscara es bella, pero la pulpa es dulce y contiene la esencia. Es agradable y genuino que las personas se interesen en mejorar su aspecto físico, en lucir atractivas y bellas. Qué deleite es percibir la fragancia de un buen perfume o admirar la hermosura; sin embargo, si el ser humano solamente se interesa en la apariencia y no en cultivar sus sentimientos e inteligencia, quedará atrapado y se convertirá en simple envoltura desechable. Y quienes utilizan sus fortunas o su poder para atraer y seducir a otros, se encadenan a sus fantasías y soberbia, hasta que al descender el telón, descubren, si acaso tienen capacidad de reflexión, que la vida se compone de instantes y detalles y que el dinero es pútrido, igual que el estiércol, cuando no se dispersa para bien personal y de los demás. La belleza física, la opulencia y el poder son fugaces, y quienes ejercen control por medio de tales rasgos o permiten que los manipulen y utilicen, desperdician los años de sus existencias en signos que no comprarán la juventud, la salud y la vida cuando se agoten y desvanezcan. De ninguna manera soy enemigo de la belleza física, de la riqueza material o del poder; al contrario, estoy convencido de que son atributos para disfrutarse, cuando se tienen, y que valen cuando sus portadores se interesan, igualmente, en cultivar sus sentimientos, virtudes e inteligencia. Tengo amistades en diversas partes del mundo, como muchos de mis compañeros blogueros, quienes se dedican a la belleza física, a la promoción de lociones y perfumes, a la ropa, a las bolsas y al glamour, y cuentan con mi admiración y respeto. Siempre me intereso en leer sus publicaciones. Me gusta ese refinamiento. Es un deleite. Uno debe interesarse en lucir bien físicamente y es legítimo aspirar a mayores niveles de bienestar material. No obstante, lo criticable es que innumerables hombres y mujeres se deslumbren e inclinen ante las superficialidades y no se interesen en cultivar sus sentimientos nobles ni en dejar huellas indelebles durante su peregrinaje por el mundo. Y es la razón por la que insisto en que los seres humanos sean auténticos y libres, y no permitan, en ningún caso, que otros, menos inteligentes y virtuosos, se aprovechen, los usen o los exploten al impresionarlos con sus riquezas o su poder. La vida, insisto, se compone de detalles e instantes, y quienes los dedican a satisfacer sus apetitos y egoísmos, comienzan a morir desde temprano, mientras aquellos que descubren su sentido real, coinciden en el sendero pleno. Que nadie los impresione.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

3 comentarios en “Que nadie los impresione

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s