La última flor

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Es para ti

Una noche, tras componer un poema, dormí profundamente en el sillón de mi buhardilla y soñé que las letras y las palabras se deshojaban igual que los minutos al transitar peregrinos, los copos de nieve al maquillar los pinos y la lluvia al pulverizarse en la campiña y empapar las plantas y a los enamorados, hasta que se convirtieron en pétalos de bella policromía y exquisita fragancia que envolvían tu alma y tu cuerpo. Entendí, al despertar, el sentido de mi promesa de cubrir los días de tu existencia con flores; pero también comprendí que existe algo más y se relaciona con tu cara de niña, con tu forma de ser mujer, con tu estilo de dama, con tu nombre de musa, con tu fórmula de esencia y arcilla. Recuerdo, por lo mismo, que un día, al escribir, admití que naciste con la primera flor que apareció en el mundo, entre la textura, los colores y el perfume que Dios, en su taller, impregnó a los pétalos, a las hojas y al tallo. Y si naciste con la primera flor, posees el encanto de las gotas diáfanas del rocío y la lluvia, la luz y las tonalidades de la mañana, los susurros del viento de la tarde y el deleite nocturno del espectáculo celeste. Con la primera flor, aparecieron los riachuelos, las cascadas, los bosques, las piedras, el amor y tú, tú con el encanto de musa, tú con tu sonrisa que no se olvida, tú con una historia mezclada a la mía. Si un día, como se aproxima, el mundo tuviera que fragmentarse y dormir hasta sanar sus heridas y retornar a otra era, te entregaría la última flor con la idea de que la salvaras y conservaras en ti, en tu esencia y en tu piel, en tu alma y en tu mirada, en tus latidos y en tus manos, con la certeza de que al despertar de su sueño, la depositarías en el barro, en la tierra, con la intención de cubrir los paisajes de fragancias deliciosas e intensa policromía, y devolver la alegría y la vida perdidas. La flor postrera será para ti una noche final, como lo fue, en la aurora del mundo, la primera. ¿Quién mejor que tú para guardarla y transformar su perfume y sus tonalidades en pintura, en melodía, en letras poéticas, en amor, en ti y en mí?

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright 

7 comentarios en “La última flor

  1. Otro día y otra noche disfrutando de estas maravillosas letras que nos dejas querido Santiago.
    En esa flor, esa sonrisa, la vida en multicolor, la lluvia dispersa sobre la vida dando fuerza a cada semilla para que germine tu flor, tu bella flor.
    Gracias por dejarnos compartir esta maravilla de pensamientos tuyos.
    Recibe como siempre mi más sincero abrazo querido artista.

    Le gusta a 1 persona

  2. Santiago muy hermoso tu texto y como siempre me hace soñar e imaginar cada palabra cada paisaje realmente me maravillo y admiro todo lo que de tu corazón sale para que lo plasmes con tus letras en cada uno de tus textos Dios te bendiga . besitod

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s