Reflexiones durante el coronavirus I

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Con la complicidad de medios de comunicación mercenarios y de líderes y gobiernos serviles y corruptos, los dueños del poder económico y político en el mundo cumplieron su objetivo de desdibujar los modelos de familias amorosas, íntegras y con valores, dividir y enfrentar a sus miembros entre sí, transformarlos en individuos ajenos a la realidad y vaciar sus pensamientos, ideales y sueños para entregarles existencias ausentes de sentimientos nobles y pletóricas de superficialidad, estulticia, crueldad, indiferencia y egoísmo, hasta masificar las identidades, arrebatar la dignidad, el equilibrio, la justicia y la libertad. Era preciso desintegrar a las familias con la intención de debilitarlas e inculcarles un estilo de vida tóxico. Desfiguraron sus rostros y les entregaron, a cambio, antifaces y maquillaje de aparente alegría y realización material. Hicieron de innumerables hombres y mujeres, cifras, números, estadísticas. Ahora, disponen de millones de seres humanos enajenados, indiferentes, distraídos, irresponsables, estimulados por apetitos primarios, acostumbrados a la maldad, rencorosos y consumistas; pero hay otros tantos -ancianos, enfermos, desempleados, gente que coexiste en el pauperismo- que les resultan onerosos, una carga y un estorbo, y les es preciso, en consecuencia, aniquilarlos como quien borra y enmienda planas a la vida…

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s