Me voy

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Simplemente, para ti

Me voy. Parto a otros sitios, a los rumores y silencios que dejamos en las calzadas y en los columpios de los jardines, en las fuentes y en los asientos de herraje y de piedra, en las flores que admiramos y no cortamos, para así, al volver, sentirte conmigo, como antes, alegre y plena, con tu cara de niña y tus ocurrencias que me hacían reír y olvidar los asuntos del mundo. Me voy. Remo a parajes y rincones que suspiran melancólicamente y exhalan aromas y recuerdos de un ayer feliz e inolvidable, cuando tú te parecías tanto a mí y yo a ti, acaso porque en el amor es así, tanto, que en una gota de lluvia caben dos almas, un par de miradas, un nombre y otro más. Me voy. Camino en las plazas y en las callejuelas, entre gente que va y viene y aire que juguetea con el cabello, hasta que me parece definir en los cristales de las tiendas nuestro reflejo, el tuyo y el mío, difuso por las luces y las sombras, por los minutos y las horas que escapan, por todo lo que hemos vivido. Me voy. Cierro la puerta, paso el cerrojo y me dirijo a otros rumbos, a campos floreados y zonas yertas, donde escribimos, juntos, el poema del amor y de la vida, porque era nuestro juego, la ilusión que daba sentido a la jornada. Me voy. Te busco aquí y allá, en lugares que recorríamos, donde éramos tan dichosos y soñábamos tanto. Me voy. Te siento en mí, en mi alma y en mi mente, en mi esencia y en mi arcilla, en mi interior y en mi piel. Me voy. En estos días, el anhelo de la libertad y el reencuentro es estéril e ingenuo porque alguien pretende fabricar barrotes, celdas, grilletes y cadenas para someter y controlar, y el amor, tú y yo lo sabemos, es libre y pleno, auténtico y carente de antifaces. Me voy. Te siento en mí. Me voy. Abre a la puerta porque he vuelto tras la prolongada ausencia, y es hora de abrazarnos desde la profundidad y el silencio de nuestras almas, y jugar otra vez al amor y a la vida. Me voy. Esta vez no marcho al destierro ni al refugio de los olvidados; regreso con lo que soy, con mi historia -nuestra historia- y una canasta pletórica de detalles y burbujas temporales y prismas infinitos. Me voy. Sí, voy contigo, como siempre, inseparable.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

8 comentarios en “Me voy

  1. Maravilloso este viaje querido Santiago.
    En ese ir y venir lleno de recuerdos y anhelos…
    Donde cada flor o cada gota de lluvia huele a amor, a primavera vestida de colores vivos.
    Sigues llenando mi corazón de belleza con tus letras mi querido amigo, es todo un placer leer esta prosa poética tan hermosa.
    Recibe mi sincero abrazo🌹

    Le gusta a 2 personas

  2. Es un honor leerte y llenarme de ese entusiasmo por la vida y el amor, por compartir pero sobretodo por dar, siempre piensas en dar y eso es muy importante en la vida hay que dar sin esperar recibir, así, cuando recibes es tan grato e incomparable, gracias por siempre dar luz a mi existencia.
    Te felicito por tu conocimiento, por tu don de plasmar lo que sientes y vives pero sobretodo por tu corazón, FELICIDADES

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s