La otra noche, no recuerdo cuál

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

La otra noche -no recuerdo cuál-, la muerte asomó a mi ventana y tocó a la puerta. Preguntó por mí, sonriente e incauta. Ya la conocía de otras jornadas pasadas, cuando morí una madrugada y regresé a la vida, a una hora ya distante de mi primavera. Ambos nos miramos de frente, silenciosos, como quien coincide en una estación desolada y vieja y se reconoce después de tantos años de ausencia. Adivinó mis pensamientos, acaso por la expresión que mostré, y se anticipó a mis palabras e interrogantes: “solo se trata de una visita de cortesía. Quiero que no te olvides de mí. A veces, la gente, por enamorarse de las cosas del mundo, olvida que los días de la existencia concluyen a una hora exacta y no viven las historias que les corresponden. Evaden el tema. Y aquí estoy ahora, frente a ti, sencillamente con la idea de recordarte que algún día, a cierta hora, tu caminata mundana concluirá. Incontables seres humanos salvan de morir, tienen otras oportunidades para vivir mayor cantidad de años y no las aprovechan La mayoría de ellos dejan asuntos pendientes, Pretenden amar, agradecer, perdonar, cumplir promesas fallidas, visitar a la familia y a los amigos despreciados y olvidados, pedir disculpas, reconciliarse y hacer el bien durante los últimos minutos de sus existencias, en el lecho de agonía, cuando es imposible reconstruir los días, las oportunidades y los años que se fueron. No dispongo de tiempo para detenerme en cada morada para que mis tripulantes se reconcilien consigo, con la vida, con la gente, con el mundo. Eso debieron hacerlo antes. Era su obligación y responsabilidad. No pierdo los instantes en sentimentalismos. En consecuencia, si anhelas, en verdad, hacer de tu biografía una obra cautivante, magistral, inolvidable, hermosa, sublime y maravillosa, inicia ahora tu reconstrucción, comienza a vivir cada instante en armonía, con equilibrio y plenamente, y derrama el bien, la verdad y la justicia en tu sendero para que a tu paso crezcan flores y no abrojos. Cuelga faroles en el cielo y nunca apagues el brillo de las estrellas. Deja huellas indelebles. Busca a los que alguna vez ofendiste y compensa con mayor bien el daño que causaste. Habla con los que en un momento y muchos más abandonaste cuando más te necesitaban, y si ya no están presentes, ayuda a otros que se encuentren en similares o peores condiciones. No permitas que huya la mañana sin agradecer la vida, la salud y el bienestar que recibes, y derrámalo para bienaventuranza de los demás. No arrebates ni olvides a los que sufren. Encárgate de que ningún pequeño manche su infancia con los tintes de los abusos y el mal. Lucha contra el mal, la ignorancia, la deshonestidad, la injusticia y la superficialidad. Sé tu propio maestro y crea en ti una obra especial y grandiosa. Yo, la muerte, te invito a que vivas. La vida es breve. El momento de cambiar y transformar es hoy. Descubre los valores que hay en ti, en tu ser, y exprésalos plenamente, ahora que tienes vida y salud. Si quieres transitar a otros planos, a niveles infinitos y superiores a los del mundo, aprende a vivir y a morir dignamente, feliz, satisfecho de cumplir”. Y la muerte se fue la otra noche -no recuerdo cuál-, sonriente y plena.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

5 comentarios en “La otra noche, no recuerdo cuál

  1. TODO ES MENTIRA


    La Organización Mundial de la Salud finalmente ha confirmado lo que muchos expertos y estudios han estado diciendo durante meses: el coronavirus no es más mortal ni peligroso que la gripe estacional. Los altos mandos de la OMS hicieron este anuncio durante una sesión especial de la junta ejecutiva de 34 miembros de la OMS el lunes 5 de octubre, pero nadie pareció entender realmente lo que los datos que divulgaron significan. De hecho, ellos mismos no parecían entenderlo completamente.

    En la sesión, el Dr. Michael Ryan, Jefe de Emergencias de la OMS, reveló que creen que aproximadamente el 10% de la población del mundo ha sido infectado con Sars-Cov-2. La Dra. Margaret Harris, portavoz de la OMS, confirmó más tarde la cifra, afirmando que se basaba en los resultados promedio de todos los estudios generales de seroprevalencia realizados en todo el mundo. Aunque la OMS intentara hacer ver que esto es algo malo y el Dr. Ryan incluso dijo que significa que “la gran mayoría del mundo sigue en riesgo”. – en realidad son buenas noticias. Y confirma, una vez más, que el virus no es tan mortal como todo el mundo predijo.

    Veamos por qué estas noticias no son para nada malas. La población mundial es de aproximadamente 7.800 millones de personas, si el 10% se ha infectado, es decir, 780 millones de casos. Entonces, si la cifra global de muertes atribuidas actualmente a las infecciones por Sars-Cov-2 es de 1.061.539, la tasa de mortalidad por infección de covid-19 sería de aproximadamente 0,14%. Justo en línea con la gripe estacional y las predicciones de muchos expertos de todo el mundo. Esta cifra de letalidad del 0.14% es 24 veces MÁS BAJO que la “cifra provisional” de la OMS de 3.4% dada en marzo. Esta cifra se utilizó en los modelos que se utilizaron para justificar cierres y otras políticas draconianas. De hecho, dada la sobreinformación de supuestas muertes por Covid, es probable que la tasa de letalidad sea incluso inferior al 0,14% y podría mostrar que el Covid es mucho menos peligroso que la gripe.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s