La lógica desvirtuada del Covid-19

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Resulta asombroso y patético que, en el año 2021, los seres humanos formemos parte de un mundo de farsas, simulaciones, privilegios para unos e injusticias para otros, ausencia de bien y valores, crueldad, ignorancia y sentimientos negativos. El Coronavirus, denominado Covid-19, descubre el nivel evolutivo tan ínfimo de millones de hombres y mujeres de la hora contemporánea. Somos criaturas deformes, espiritual y mentalmente, que deambulamos en un mundo surrealista e ilógico. Acostumbrados a las apariencias, a lo sintético, a los matices, coexistimos en medio de realidades y argumentos irracionales: “el Coronavirus fue preparado por la naturaleza; sin embargo, existen sospechas de que forma parte de un plan maestro, elaborado por científicos mercenarios bajo el servicio de una élite poderosa, a nivel global, que tiene un plan maestro y la intención de destruir parte de la humanidad -sobre todo a los más débiles, a los enfermos y a los viejos, a los que estorban y significan gasto público excesivo- y enajenar y controlar, incluso genéticamente, a quienes sobrevivan. El Coronavirus sale de control y presenta diferentes cepas; aunque las vacunas necesitan distribuirse y aplicarse con urgencia en todo el mundo para recuperar la salud colectiva. Pocas comunidades académicas, médicas y científicas se atreven a hablar de frente a la humanidad, con valor y un sentido real y honesto; en contraparte, un multimillonario que ni siquiera concluyó sus estudios universitarios, pero tiene acceso a información privilegiada, habla a nombre de especialistas e instituciones y hasta pronostica acontecimientos y ofrece recomendaciones para salvar al mundo. Es recomendable, necesario y urgente que las personas, en todo el mundo, permanezcan recluidas en casa; aunque de acuerdo con estudios, el encierro, la difícil prueba de la coexistencia entre integrantes de distintas familias, está provocando situaciones y problemas serios, como ansiedad, nerviosismo, agresividad, miedo y violencia. Es aconsejable no alarmarse, mantener la calma, seguir instrucciones por parte de las autoridades sanitarias, y, claro, con la libertad de reenviar fotografías y videos creados con escenarios e historias irreales, como los gritos de angustia y terror y el abandono de innumerables cadáveres en las calles, frente a los domicilios, o docenas de buitres en espera de devorar a los muertos despellejados. Las vacunas están llegando a diferentes naciones y son una esperanza para la humanidad; pero no son inmunes, pueden causar reacciones y hasta la muerte, en mínimo porcentaje, y hay desconocimiento en cuanto a su composición exacta. El cubrebocas, bien colocado, puede evitar contagios y riesgos innecesarios, y cuidado, sus efectos, ante el uso prolongado, no son tan favorables para la salud. Olvidaron comentar que si el encierro es un requisito en ciertos períodos, los beneficios del aire libre, el sol y el ejercicio son invaluables. Los niños, adolescentes y jóvenes son nuestro tesoro y la esperanza del mundo, a pesar de que se les pervierta, se les enajene, se les manipule, se les prostituya el concepto de familia y se les oculten el bien y los valores. Hombres y mujeres, supuestamente preocupados por el agua, el oxígeno y la alimentación mundial, dictan lo que debe comer la gente y adquieren enormes propiedades de cultivo. La humanidad es una porquería, y tan es así, que al siguiente día del confinamiento, las calles, los jardines y los espacios públicos, en algunas ciudades del mundo, fueron invadidas por renos, osos y toda clase de animales. Sí, la humanidad es escoria, principalmente los menesterosos; no obstante, los dueños del poder y el dinero, cuentan con permiso para apoderarse de bosques, cascadas, ríos, selvas, lagos y playas para destruirlos y construir sus mansiones, hoteles, restaurantes y clubes. Y semanas y meses antes, la élite global, apoyada por los medios de comunicación masiva y las redes sociales, entre otros elementos, presentó la catástrofe natural: incendio, primero, en el Amazonas, y, posteriormente, en Australia, para continuar con asteroides y otros cuerpos de alto riesgo, próximos a la Tierra, junto con sonidos extraños. Ahora insisten en buscar evidencias de vida en Marte. Pidamos a Dios evite tanto dolor y luto a la gente, a pesar de que sus líderes no se atrevan a representar a sus seguidores, en un reclamo justo y enérgico a los dueños del poder económico y político, quienes pretenden apoderarse de las riquezas del planeta y de las voluntades humanas. Quédense en casa enfermos y personas sanas, aunque padezcan hambre, pierdan sus empleos, quiebren sus negocios, incremente la inseguridad, se registren índices inflacionarios excesivos y el conocimiento y la verdad sean intoxicados. Hay que desinfectar todo, lavarse las manos continuamente, y cuidado, el uso excesivo de detergentes, cloro y otras sustancias representa alto riesgo…” La lista de contradicciones y estulticia es demasiado extensa. ¿Seguimos enumerando argumentos que a las generaciones de hace medio siglo les hubieran parecido contradictorias, estúpidas y cínicas?

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

5 comentarios en “La lógica desvirtuada del Covid-19

  1. Hola Santiago, hay tantos sin sentidos en esta pandemia del Covid-19, tantas contradicciones, tantos errores, tanto desconocimiento, tanta mala gestión, tanta falta de transparencia e información veraz, que no es de extrañar que se haya llegado a la situación tan desoladora en la que estamos.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s