Me pregunto

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Me pregunto demasiado cuando la miro callada, inmersa en sus cavilaciones, acaso porque me encantaría adivinar que pertenezco a su mundo de ideas y sentimientos, a sus rutas internas, a sus notas musicales, y que soy, en consecuencia, quien la distrae, es decir, su huésped, el yo al que su tú esperó siempre. Me interrogo tanto cuando percibo su alegría y su sonrisa, que hasta creo que sus juegos y sus ocurrencias son por mi causa. Imagino, por lo mismo, que me contempla en el espejo al mirarse, peinar su cabello y maquillar la belleza de su rostro. Me planteo, a cierta hora de la mañana, al despertar, si me descubrió en sus sueños, en sus quimeras, o si, al menos, encontró, en su almohada, el tulipán fragante que le envié en la noche, al pensar en usted y abrazar su alma. Me respondo, entonces, que quizá leyó el poema que escribí mientras usted dormía o tal vez escuchó el soneto que le compuse el otro día. Y vuelvo a inquirir si habrá coincidido, en algún instante del día, con los pinceles, el lienzo, las pinturas y el caballete que preparé con el objetivo de que ambos pintemos nuestra historia, la alegoría de un amor convertido en locura, en ministerio, en colores. Y reflexiono mucho porque hoy, simplemente, deseo saber si usted está dispuesta a seguir el mismo destino conmigo, y, por añadidura, quisiera preguntarle si ya le confesé que la amo.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

8 comentarios en “Me pregunto

  1. Su publicación me trae a la memoria sus textos de amor de hace algunos años, Escritor. Le confieso que me fascinó desde que descubrí su blog y no he dejado de seguirlo porque, desde entonces, me agrada el estado emocional que vivo al leerlo. Como siempre, la calidez de sus palabras es extraordinaria e impactante.

    Le gusta a 3 personas

  2. Escritor, te leo y tus textos me envuelven en una mezcla de emoción y envidia, pero envidia de la buena, al saber que tu musa y tú encontraron ese amor puro , sincero e infinito , tal como siempre una dama lo sueña, pero en ocasiones nunca llega, y son tan contadas y afortunadas las personas en encontrar esa ecuación, esa mezcla química , romántica como la luna y las estrellas, como el día y la noche o como la lluvia y el viento.
    Me encantan tus escritos , textos y poemas.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s