Y quien no se atreva…

SANTIAGO GALICIA ROJON SERRALLONGA

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Y quien no se atreva, finalmente, a abrazarse a sí mismo y a la gente que le rodea, se condenará a permanecer roto durante el resto de su vida. Amar y entregar lo mejor de sí, no significa rebajarse, perder la libertad o humillarse; al contrario, se trata de actos y gestos que denotan la grandeza interior de las personas. Y quien no tome la decisión de quitarse los maquillajes de la superficialidad, el ropaje de las apariencias, el pelaje de la avaricia y de tantos odios, sentimientos negativos y miedos, utilizará muletas y vendajes toda su existencia para desplazarse dentro de su enorme o pequeño infierno. Cada ser humano, en masculino o en femenino, en minúsculas o en mayúsculas, construye sus paraísos y sus infiernos, aquí, en el mundo, como anticipo de lo que anhela dentro de la escala del infinito. Y quien no borre de su rostro los gestos de arrogancia, tristeza, amargura, intolerancia, desdén, resentimiento, desamor, indiferencia y ausencia de sentimientos nobles, dibujará en su semblante lo que realmente es, sin importar su aparente y pasajera belleza física ni su cuantiosa fortuna, y menos su poder. Es legítimo trabajar y reunir una fortuna, mostrar una apariencia agradable e incluso hermosa, y disfrutar los banquetes y los placeres de la vida, evidentemente sin olvidar que solo se trata de estaciones pasajeras y de momentos que se diluyen, porque lo más valioso y permanente es, sin duda, el tesoro que se trae en el interior y que se expresa para bien de uno y de los demás. Y quien no vacíe sus manos de cosas inservibles con el objetivo de dedicarlas al servicio del bien, la verdad y la justicia, cargará liviandades y pesos innecesarios durante la jornada. Y quien no se atreva a amar, a aportar lo mejor de sí al mundo y a las criaturas que coexisten en sus parajes, a retirar la piedra y la enramada del camino para que otros pasen, a hacer el bien, a derrumbar los muros y las fronteras del mal, a enseñar la verdad y a construir puentes de armonía, libertad, desarrollo integral y paz, en algún instante, cuando más lo requiera, se descubrirá atrapado en su propia celda. Cada uno diseña, en consecuencia, el oasis y el paraíso que desea o el desierto y el infierno que le es propio por su nivel evolutivo y su vibración. Uno traza y edifica cielos o infiernos para sus vidas y sus sueños. Y quien no se atreva…

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

11 comentarios en “Y quien no se atreva…

  1. ¡Cuánta razón tienes Santiago! Conozco gente que ha endurecido su corazón de tal manera que llevan un gesto adusto en el rostro. Y es que como tú dices cada uno según la vibración de su alma sabrá perdonar, abrazar, o consolar a los demás…hay gente que prefieren reprimir los buenos sentimientos por orgullo, si, porque no hay nada que dañe más que el orgullo. He visto de todo en mi paso por la vida, y he llegado a la conclusión que lo más hermoso es el amor, y no me refiero solamente al amor de pareja, sino al amor por todo, lo cual no es fácil lograr. Estamos llamados a crecer, y a recibir muchas lecciones, y es por eso que estamos en este valle de lágrimas, que es como una escuela. Disculpa que me haya extendido, pero escribes cosas tan interesantes, que dan ganas de entablar una conversación contigo, Santiago, aunque sea así, de lejos. Te invito cordialmente a visitar mi reciente prosa, cuyo enlace te dejo aquí abajo:
    https://tualmaylamia703616232.wordpress.com/2022/01/04/tanto-placer/ Un saludo afectuoso. Ingrid Zetterberg

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s