Admiración

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Es una fórmula mágica que consiste en experimentar admiración por ti, asombrarme hasta de mi emoción al estar contigo o escribirte un poema y sentirme enamorado todos los días. Me siento conmovido al unir, en este momento, las letras, las palabras, como tú y yo cuando hacemos de este amor una locura   

Siento admiración hasta de mi embeleso cuando estoy contigo, de mi forma de mirarte y del asombro y la emoción que me provocas al transformar los momentos en detalles, las burbujas en ilusiones, la existencia en sueños y las quimeras en vida. Me conmueve escuchar tus palabras, tu respiración, los latidos de tu corazón y las voces de tu alma cuando te abrazo; pero también la brillantez de tus ojos al reflejarme, la fragancia de tu ser al acercarme a ti y tu sabor al besarte. Emociono al sentirme caballero de una dama, al pronunciar tu nombre, al tomar tu mano, al compartir trozos de vida y tiempo, al soñarte. Quedo fascinado al sentirte mi musa, el color de mi vida, el palpitar de mi cielo y la protagonista de mi historia. Me sorprende que tengas tanto de mí y yo de ti, que te envuelva un hálito femenino y que tu ruta sea la misma que sigo. Asombro al descubrirte conmigo en las horas de silencio, en las estrellas que alumbran el firmamento, al sumergirme en las profundidades de mi ser, al asomar al espejo, a la ventana o a un charco. Todo me cautiva de ti, incluidas tu biografía y las huellas que dejas al caminar en la arena, a la orilla del mar, y que el oleaje cubre con su espuma para llevarlas a fronteras insospechadas con el objetivo de que otros, al distinguirlas, sepan que hay una senda al mundo del ensueño, la alegría y el amor. Cada día descubro algo nuevo en ti y es, precisamente, cuando experimento sorpresa. No obstante, mi mayor asombro es saber que eres yo y soy tú sin perder identidad, que unas veces estamos en el mundo y otras en el cielo y que me amas como lo soñé un día, cuando me mecía con una niña en los jardines de la primavera. Me admiro hasta del asombro y la emoción que siento al mirarte y estar contigo, al consumir mis días contigo, al vivirte y soñarte, al saber que eres yo y soy tú.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright