Te abrazo

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Te abrazo en silencio, prolongadamente, mientras los latidos de mi corazón traducen los sentimientos que me inspiras

… También quiero abrazarte hoy, mañana y los días que siguen, tender puentes entre nosotros, diseñar y construir senderos, abrir canales para convertir la locura de este amor en una historia mágica y de ensueño, ausente de abismos y fronteras, con flores que exhalen nuestros colores, fragancias y sabores. Deseo abrazarte una mañana, al despertar, con la intención de entregarte un diente de león, una orquídea, un tulipán, entre el vuelo de libélulas, colibríes y mariposas, y jugar y reír contigo, rodar por el césped, hurtar algunos instantes al tiempo para darte un beso tierno que impregne a nuestros sentidos el delirio de un amor inextinguible. Así llevaremos cada uno, durante el día, la alegría e ilusión de volar libre y plenamente, siempre con la certeza de que uno y otro palpitamos en los detalles de la vida, en las estrellas que decoran el firmamento, en la lluvia, en el aire. Pretendo abrazarte cada noche con la finalidad de que al arrullarte, te sientas amada, sepas que cuentas con mi compañía y me lleves a tus sueños. Planeo abrazarte una y otra vez para que me sientas contigo y confirmes que si te amo, consiento y protejo en los años felices, también estaré a tu lado cuando me necesites, durante los minutos de desaliento o tristeza. Mi estrategia, ahora lo sabes, se basa en abrazarte toda la vida para transitar juntos a la eternidad. Abrazarte es un proyecto muy personal, una idea que surge durante mis horas de enamoramiento, un estilo de vida que consiste en fundir nuestras almas para transformarnos en olas turquesa, en luna de cutis rosado, en hojarasca amarillenta, en horizonte dorado, en nube rizada. Proyecto abrazarte una y otra vez para contagiarnos y experimentar juntos el delirio de este amor. Quiero abrazarte en silencio, prolongadamente, con el objetivo de mirar tus ojos de espejo, descubrirme junto a ti, escuchar en nuestros corazones el canto del universo, el poema de la creación, el himno de los ángeles, y comprender que si en el mundo protagonizamos capítulos subyugantes, extraordinarios e inolvidables, quizá se trate del preámbulo de una obra escrita en el cielo, una historia reservada para ambos, tú y yo. Entonces, al abrazarte, ambos seremos envueltos por un soplo etéreo que nos paseará por las rutas de la inmortalidad.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright