Nuestro amor

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Es tuyo y mío, con el secreto de lo que significa para nosotros

Nuestro amor es expresión de sentimientos que brotan del alma como un manantial diáfano o una fuente de polvo de estrellas, y no se basa, por lo mismo, en el uso de aparatos de comunicación. Nuestro amor es de detalles espontáneos, no de horarios forzosos. Nuestro amor es libre y pleno, no resultado de convenios y tratos. Nuestro amor es de tú a yo, de mí a ti, y por eso es fiel y no necesita intermediarios. Nuestro amor es regalo del cielo, no concesión de algunas personas. Nuestro amor son sentimientos sublimes y encanto, no apetitos pasajeros. Nuestro amor es cielo y mundo, vida y sueño, no muerte ni desolación. Nuestro amor es alegría e ilusión, no dolor ni tristeza. Nuestro amor es dulzura, ensueño e inmortalidad, no amargura, pesadilla o caducidad. Nuestro amor somos nosotros, tú y yo, los de siempre, en la materia y la esencia. Nuestro amor es tu alma y la mía, por fin en una, en un palpitar eterno.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

Un amor fiel

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Eres tú, soy yo, somos nosotros

Un amor fiel es la flor blanca que crece alegre en el jardín, en la campiña, entre las rocas, en las montañas o en las barrancas, donde los abrojos son incapaces de herir la delicadeza de sus pétalos. Es la fragancia de las rosas, los tulipanes y las orquídeas. Un amor fiel es intocable porque se trata del tesoro más bello y sublime que comparten dos, uno más otro, tú y yo, nosotros. Es el mundo y es el cielo. Un amor fiel es la dama, es el caballero, son ambos. Un amor fiel somos nosotros cuando estamos juntos o nos encontramos lejos. Es la aurora y es el ocaso. Un amor fiel es libre y pleno; no se encadena a contratos ni a horarios, y menos a que se le espíe y ofenda con sospechas. Un amor fiel es tan luminoso que aleja a la hiedra y evita las sombras. Es el sueño más hermoso y es la vida. Un amor fiel da la llave a la morada eterna. Es el alma y es la inmortalidad. Un amor fiel, eres tú, soy yo, somos nosotros.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright

 

 

No hay palabras

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

Podrán resultar insuficientes las letras y las palabras para decribirte porque tendría que inventar un vocabulario o raptar el lenguaje del cielo; no obstante, al ser caballero y amarte tanto, todos reconocen que mi locura y destino eres tú, una dama

No hay palabras, por aliadas que sean de un escritor y artísticas que parezcan, capaces de describir la belleza de quien es mujer y dama, ángel y musa, vida y sueño, quizá porque quien coincide en la senda de un hombre y resplandece por la intensidad de su interior, es luz y encanto, compañía y amor, detalle femenino e ilusión, alegría y virtud. Dichoso aquel hombre que en su ruta descubre a la mujer en quien siempre podrá depositar el más fiel y puro amor porque será correspondido y tendrá la certeza, además, de que ella se convertirá en la compañera de su historia. La mujer que es dama, se parece tanto a las niñas que consiente Dios y que unas veces, por la ternura que les tiene, coloca en sitios especiales y con seres privilegiados y otras, en cambio, transforma en luceros del firmamento, siempre con la idea de que alumbren y embellezcan lo que miran y tocan, como si quisiera demostrar que el amor es fuente de los sentimientos más profundos y sublimes, del bien y la verdad, de la inmediatez y del infinito, del mundo y de los paraísos que se sueñan y presienten desde el alma. Estoy convencido de que aunque uno sea escritor y amigo de las letras y las palabras, resultan insuficientes para describir a una dama que, como tú, me invitas a ser caballero de tu vida y tus sueños, admirador de tus actos y detalles femeninos, niño y hombre de la infante y mujer que hay en ti, nombre y apellidos complementarios a los tuyos. Al ser tú mi dama y yo tu caballero, posees un tanto de mí y yo tengo algo de ti. No hay palabras que te describan porque las damas, como tú, son invento y diseño de Dios, medida exacta de un caballero, locura de un amor.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright