Diferencia

Santiago Galicia Rojon Serrallonga

La diferencia consiste, parece, en que eres irrepetible

…Tal vez la diferencia consiste en que no quiero ser encuentro casual en tu vida ni forastero que parte soberbio o huye temeroso antes del amanecer, entre las sombras de la madrugada, el manto de la neblina y los escombros de sus recuerdos. No me gustaría simbolizar la flama que se extingue al cabo de unas horas, cuando el viento sopla y es preciso sujetar el timón. No me agrada llegar una noche y partir al otro día. Mi anhelo es quedarme para compartir una epopeya y conquistar la cima. Quizá es la razón por la que al descubrirte, supe que contigo no tocaría a ninguna puerta porque eres tú mujer a la que se le cede la silla, se le ofrece el cielo, se le siente en el alma, se le obsequian la alegría, una sonrisa y el perfume de la flor, y se le envuelve un detalle, una promesa y un regalo en cada gota de lluvia, en los copos de nieve y en las estrellas que alumbran el firmamento. Deseo ser ilusión de tus días, detalle cotidiano, rocío de la mañana y lucero de la noche, tu amor de hoy y mañana e historia de tu vida porque la diferencia es que eres tú, cuyo nombre repite la fuente al brotar el agua, el celaje nebuloso al derramar las gotas de lluvia, el ambiente estelar con sus polvos y resplandor de colores mágicos y las voces del silencio que registramos en nuestro interior, en todas las expresiones de la vida y en el pulso del universo. La diferencia consiste, parece, en que somos tú y yo.

Derechos reservados conforme a la ley/ Copyright